En 13 días arranca Sistema Integrado de Transporte Público en Bogotá

BOGOTÁ, 17 de Junio_ RAM _. Es probable que no existan dos palabras más adecuadas para comenzar esta nota: por fin. Por fin, después de un año y 10 meses de tortuoso retraso, que incluye desde trancones hasta el que acaso sea el más grande escándalo de corrupción que ha padecido la capital, los bogotanos podrán ver los buses rojos de Transmilenio transitando por la nueva troncal de la calle 26. Ocurrirá dentro de 13 días con una flota de 42 biarticulados y 34 articulados que contarán, en principio, con apenas dos estaciones para funcionar.

Así lo pudo establecer El Espectador, que conoció, en exclusiva, el último cronograma de la puesta en marcha del Sistema Integrado de Transporte Público (SITP). La principal apuesta con la que cuenta la ciudad para acabar con el caos histórico en la movilidad.

El esperado SITP promete ser un marco global para integrar todos los modos de transporte público, incluyendo a las bicicletas; acabar con la insoportable guerra del centavo entre los buses y, en general, dignificar el servicio con paraderos únicos, un solo modo de pago y operadores que se responsabilicen por la suerte de todos los pasajeros.

Toda una utopía que comenzó a idearse en el gobierno de Antanas Mockus, a concretarse con el exalcalde Lucho Garzón y su Plan Maestro de Movilidad, y a ser realidad en la era del cuestionado Samuel Moreno, cuya administración adjudicó las licitaciones de la operación y del Sistema Integrado de Recaudo (Sirci).

Aún con vitales asignaturas pendientes, como nada menos que los paraderos que no se han hecho, la tarifa que no se ha definido y el lío de una doble tarjeta para pagar los viajes (debido a que se tendrán que usar en principio la del Sirci junto con la tradicional tarjeta Capital de Transmilenio —ver infografía—), la administración del alcalde Gustavo Petro echará por fin a rodar el SITP con la puesta en marcha de la Fase III de Transmilenio.

A principios de agosto entrarán los buses azules de la operación zonal con 10 rutas a las cuales se irán sumando otras de aquí a 18 meses, cuando, si todo sale como se espera, estará en función plena el soñado sistema que podría revolucionar sin duda la vida de los capitalinos.

A continuación las claves para entender lo que va a pasar en la ciudad. Las autoridades advierten, eso sí, que la implementación será gradual y estará sujeta a cambios. Los ciudadanos, a tener paciencia.

Compartir: