El Papa recibió información sobre el VatiLeaks

El Vaticano informó que el papa iba a recibir a sus miembros, aunque se desconoce el contenido de la reunión. La Comisión Cardenalicia está formada por el español Julián Herranz, de 82 años, ex presidente del Consejo Pontificio para los Textos Legislativos, así como por los purpurados Jozef Tomko, eslovaco, prefecto emérito de la Congregación para la Evangelización de los Pueblos, de 88 años, y Salvatore De Giorgi, ex arzobispo de Palermo (Italia), de 82 años.

El escándalo, conocido como «Vatileaks«, se desató a principios de año, cuando la televisión italiana sacó a la luz unas cartas enviadas a Benedicto XVI por el nuncio en EEUU y ex secretario general del Governatorato de la Ciudad del Vaticano(Gobierno que gestiona este Estado), arzobispo Carlo María Viganó.

Allí se denunciaba la «corrupción, prevaricación y mala gestión» en la administración vaticana.

A mediados de abril, el papa creó una Comisión Cardenalicia, presidida por Herranz para esclarecer los hechos.

El 19 de mayo se publicó el libro Sua Santita, de Gian Luigi Nuzzi, con un centenar de nuevos documentos filtrados desde el Vaticano que desvelan tramas e intrigas en el pequeño Estado. Cinco días más tarde el mayordomo de Benedicto XVI, Paolo Gabriele, fue detenido y en su vivienda, dentro del Vaticano, los gendarmes encontraron numerosos documentos reservados.

Según fuentes vaticanas, las sospechas se centraron en Gabriele al comprobar que el libro de Nuzzi incluía un documento enviado al papa y que todavía no había sido archivado, lo que daba a entender que tenía que haber sido sacado por personas muy cercanas al pontífice. El mayordomo asegura que está dispuesto a colaborar con la justicia vaticana para que se sepa la verdad.

Compartir: