Atención PreHospitalaria se incrementará en el Distrito

Junio 12 de 2012. Mejorar los tiempos de respuesta en los incidentes que requieren Atención PreHospitalaria (APH) en el Distrito Capital es el objetivo de la alianza estratégica que firmaron hoy la Secretaría Distrital de Salud (SDS) y la Cruz Roja Colombiana.

En la primera fase del convenio, se contará con cinco ambulancias básicas y una medicalizada. La ambulancia básica tiene un costo mensual de 26 millones de pesos, mientras la medicalizada 38.5 millones de pesos; esto representa una reducción considerable de costos frente a lo que habitualmente se paga, pero, al mismo tiempo, una mejora en la calidad del servicio.

De igual manera, también se pretende aumentar en 35 personas el talento humano especializado y entrenado en emergencias y desastres.

Cabe destacar que la Atención PreHospitalaria comprende todos los servicios de salvamento, atención médica y transporte que se prestan a enfermos o accidentados fuera del hospital; por eso, constituye una prolongación del tratamiento de urgencias hospitalarias. La APH no es un simple servicio de traslado de pacientes en ambulancias.

En el país, la SDS es la única secretaría en prestar este tipo de servicio.

Servicio en cifras

El Distrito Capital, por medio de la Secretaría Distrital de Salud, cuenta hoy con un completo equipo de Atención PreHospitalaria:

· Ambulancias medicalizadas: 21

· Ambulancias neonatales: 6

· Ambulancias básicas: 82

· Vehículos de respuesta rápida: 15

· Ambulancias de salud de mental: 2

· Equipo comando: 1

Total vehículos APH: 127

Total de vehículos con convenio Cruz Roja: 133

Los incidentes más frecuentes, al año, en los que se solicita Atención PreHospitalaria al Centro Operativo de la Dirección del Centro Regulador de Urgencias y Emergencias (Crue) son:

Enfermedad Común: frecuencia 89.928. Porcentaje: 51.51%.

Accidente de Tránsito: frecuencia 23.391. Porcentaje: 13,97%

Accidentes Caseros: Frecuencia: 8.977. Porcentaje: 5,14%

El objetivo fundamental de la Atención PreHospitalaria es ubicar al paciente en el lugar indicado para el tratamiento de su patología y realizar, durante el transporte, una serie de actividades médicas de reanimación y/o soporte, con lo que se logra una mejor condición de ingreso del paciente al hospital. En síntesis, la filosofía de la APH se resume en «llevar al paciente en condiciones adecuadas, al lugar adecuado, en el tiempo adecuado».

Compartir: