«El reto fundamental es volver realidad el Plan Bogotá Humana»: Alcalde Gustavo Petro

Junio 12 de 2012. El Alcalde Mayor de la ciudad, Gustavo Petro Urrego, y el Presidente del Concejo de Bogotá, Darío Fernando Cepeda, sancionaron oficialmente el Plan de Desarrollo Bogotá Humana, proyecto de ciudad que será la hoja de ruta durante los próximos cuatro años de gobierno.

En el acto protocolario, al que también asistieron varios concejales, senadores, representantes a la Cámara y secretarios de despacho, el Alcalde Mayor reiteró su compromiso por hacer del Plan de Desarrollo una realidad que beneficie a ocho millones de habitantes.

«El reto no es aprobar el Plan. El reto fundamental es volver realidad el Plan Bogotá Humana. Esa es nuestra obsesión. Volverlo realidad significa que dimos un paso enorme en superar una crisis de la ciudad. Volver realidad el Plan implica voluntad y dinero», dijo el mandatario.

Para este fin, Petro Urrego explicó que el paso a seguir en la consolidación del Plan de Desarrollo será la presentación al Concejo de Bogotá de las formas de financiación del mismo, entre ellas el Distrito contempla la presentación de un cupo de endeudamiento.

«El cupo de endeudamiento, de nuevo, entra en discusión al Concejo. Si queremos tener una casa nos toca, a la mayoría de los colombianos, endeudarnos para tenerla. Nuestro ejercicio consiste en tener la capacidad de demostrar que ese tipo de deuda es pagable. Las deudas en sí mismas no son malas, lo que es malo y negativo es sobre endeudarse o no hacerlo, cuando la sociedad necesita de infraestructuras», manifestó Petro.

Según el Alcalde, la Ley Orgánica del Presupuesto y de Planeación, generadas a partir de la Constitución de 1991, avala la presentación del ambicioso proyecto. «Los planes se pueden presentar y aprobar desfinanciados. El 99 por ciento de los planes de desarrollo de Colombia están desfinanciados, empezando por el del Gobierno Nacional. Dice la Ley que el Gobierno presentará a la corporación respetiva las formas de financiarlo y si la corporación respectiva no lo aprueba, entonces, quedará facultado para hacer los recortes que sean necesarios», dijo.

Para Petro, además de la financiación, el Plan de Desarrollo requiere una excelente capacidad de ejecución y, para ello, es necesaria una buena capacidad de riesgo. «Se necesita no solo la financiación, sino capacidad de ejecución, capacidad de riesgo, porque cambiar las cosas no es un asunto de inercias, es un asunto de riesgos».

Otro de los temas en lo que Bogotá quiere ser pionera y líder en la región, es la adaptación al cambio climático, pues hasta ahora ningún plan de Desarrollo incluye este crucial tema.

«Si queremos cuidar la vida en este territorio, tenemos que cuidar el agua. Tenemos que adaptar la ciudad al cambio climático y eso implica transformaciones sociales para defender lo fundamental, es decir la vida. Bogotá es la única ciudad de Colombia que puede decir con orgullo que tiene un plan para adaptarse al cambio climático, al principal problema de la humanidad», reiteró el Alcalde Mayor.

Por último, la primera autoridad de la ciudad resaltó el acuerdo que hoy permite a Bogotá y sus habitantes tener un Plan de Desarrollo con el que se busca disminuir la segregación social, adaptar la ciudad al cambio climático y defender el patrimonio público.

«Es posible construir en público, entre la diferencia y la diversidad, un acuerdo. Es esa variable de acordar en la diferencia, la llave de la paz, la incapacidad de la sociedad colombiana de llegar a acuerdos a pesar de las diferencias, es lo que nos ha sumido en dos siglos de guerras y conflictos», puntualizó Petro.

Compartir: