Hija de Rosa Elvira pide justicia

Una joven quien prefirió no mostrar su rostro y mantener en reserva su nombre señaló que Javier Velasco fue el asesino de su mamá hace diez años y solo estuvo 16 meses en prisión.

La víctima en aquel entonces fue Dismila Ochoa, a quien según las autoridades Velasco asesinó con arma blanca y abandonó su cadáver en un andén.

“Me parece que la muerte de Rosa Elvira Cely viene a raíz del juez que dejó en libertad hace diez años a ese individuo que mató a mi mamá. Lo dejaron en libertad porque él se declara loco y así piensan hacer nuevamente”, indicó la hija de Ochoa.

La muchacha dijo que lo único que pide es justicia en este momento para que Velasco no siga cometiendo hechos de este tipo. “Lo que quiero y le pido a la justicia es que no lo dejen en libertad, y si está loco pues que lo manden a donde tiene que estar (…) Exigimos justicia y que lo condenen porque él no puede seguir haciéndole daño a las personas”, puntualizó.

Las declaraciones se dieron luego de que se aplazara la audiencia de imputación a Velasco, por haber accedido sexualmente a sus hijastras hace cinco años. La diligencia será reprogramada después que se presentaran problemas en la remisión del sindicado desde la cárcel La Modelo de la capital del país.

Quien también asistió a la diligencia fue la senadora Gilma Jiménez quien manifestó su inconformidad con la política criminal colombiana.

“Cinco años que fue puesto el denuncio por el presunto delito de acceso carnal violento agravado contra dos niños. Hoy se citó una audiencia y por un problema de trámite no se puso realizar, pero no solamente este caso sino el de Rosa Elvira y en todos los que haya estado involucrado este individuo, es la prueba fehaciente del fracaso de la Política criminal en materia de resocialización”, indicó Jiménez.

Compartir: