El sistema financiero colombiano está endeudado y pone en peligro estabilidad de la clase media: U.N.

 BOGOTA, 02 de Noviembre_ RAM_ Al sistema financiero le deben, pero él también está endeudado, afirma un estudio elaborado por la Universidad Nacional, el cual concluye que esta situación puede tener consecuencias distributivas negativas sobre los hogares, más si se tiene en cuenta que gran parte de ellos se han consolidado como clase media y pueden caer de nuevo en el renglón de la pobreza cuando no tengan capacidad de pago.

El 30 % de la deuda externa privada de Colombia corresponde a deuda del sector financiero, situación que lo hace vulnerable ante una desaceleración económica y altos índices de endeudamiento.

Esta es una de las conclusiones del trabajo de doctorado de la Facultad de Ciencias Económica de la Universidad Nacional de Colombia denominado “Auge de las finanzas y distribución del ingreso”.

Diego Alejandro Guevara, estudiante de doctorado en Ciencias Económicas, explicó que este trabajo de investigación comprende una parte histórica que tiene que ver con el sector financiero colombiano, para entender la manera como las finanzas se relacionan con la distribución del ingreso.

Según el estudiante, el marco teórico está basado en el concepto de la financiarización de la economía, lo cual se refiere a mayores roles y motivos financieros en diferentes escenarios.

“Hoy encontramos que no solo las familias recurren a deudas, sino también los gobiernos; las empresas recurren a emisión de acciones y bonos, e inclusive el mismo sistema financiero ha comenzado a endeudarse”, explicó.

En este sentido, la perspectiva de la financiarización trata de encontrar las dimensiones problemáticas que pueden generar un mayor auge de errores financieros en la economía.

Aunque el investigador reconoce que los sistemas financieros son fundamentales, afirma también que hay que ser muy cuidadosos con las dimensiones problemáticas.

En este contexto, la investigación mostró que para la década de los 90, el sistema financiero no jugó un papel positivo en la economía y contribuyó en gran parte a la desigualdad.

Ejemplo de esto fue la gran crisis del 99, en la que se dieron altos índices de endeudamiento de los hogares, que generaron un problema distributivo.

Esta fue una crisis profunda que tuvo mucha relación con la problemática del UPAC (Unidad de Poder Adquisitivo Constante), para compra de vivienda, y con las caídas del producto interno bruto (PIB).

Dentro de esas transformaciones problemáticas de las finanzas, hoy el sistema financiero ya no es solo un sistema al que la gente le debe plata, sino que también se encuentra endeudado con el resto del mundo.

Asimismo, el trabajo concluye que si bien este sistema puede ayudar a la economía, en momentos de crisis también puede tener consecuencias distributivas negativas sobre los hogares, más si se tiene en cuenta que gran parte de ellos se han consolidado como clase media y pueden caer de nuevo en el renglón de la pobreza cuando no tengan capacidad de pago.

El desarrollo de esta investigación se basó en dos aspectos metodológicos: un análisis de la historia de las finanzas y los cambios en la regulación financiera y, por otra parte, un aspecto más técnico en el que se emplearon indicadores para mirar la contribución de cada sector de la economía a la desigualdad y los modelos computacionales que permiten trazar en el tiempo el comportamiento de los flujos de capital en la economía. (Informe Agencia de Noticias U.N.)

 

Compartir:

Comments are closed.