Supuesto comunicado de Anncol contra Santos ¿Otra vez hackean a Café Stereo?

Un nuevo comunicado firmado supuestamente por Anncol que acusa al Presidente Juan Manuel Santos del hackeo de la página de Café Stereo a través de la CIA fue publicado en esa página web. Quién está detrás de estos mensajes? Cuáles son sus intenciones?, ¿Quién está detrás de los supuestos hackers?. El texto es el siguiente:

ANNCOL

EL FALSO POSITIVO INFORMATICO DE CHUCKY

Matando indigentes y disfrazándolos de guerrilleros (Falsos Positivos), o reclutando cascareros, drogos, bazuqueros, marihuaneros o pequeños delincuentes, y disfrazándolos de guerrilleros para que el Dr Ternura los desmovilice (Falsas Desmovilizaciones); son viejas prácticas de la “guerra sucia psicológica” recomendada por los manuales del US Army, y practicada sin ningún control desde hace 6 décadas, por el heroico ejército de Colombia en su fracasada guerra contra el pueblo colombiano, pero que llegaron a su máxima expresión durante el gobierno fascista de Uribe Vélez y su ministro de guerra Chucky Santos .

Hoy contando con el apoyo tecnológico de la CIA, un nuevo episodio repugnante de este tipo de falsos positivos contrario a cualquier norma del derecho internacional humanitario, han jaqueado correos electrónicos de páginas Web alternativas para disfrazar supuestos comunicados del Secretariado de las FARC y hacerlos pasar por auténticos; recordándole una vez más al pueblo trabajador de Colombia, de lo que es capaz de hacer la oligarquía militarista gobernante y su glorioso ejercito para desinformar, contrainformar o no informar la verdad del conflicto colombiano, y así dar la sensación mediática de que va ganando una guerra perdida, como lo acaba de decir a todo el mundo el periodista francés Romeo Langlois, acabado de liberar sano y salvo por las Farc en el Caquetá.

Chucky Santos a quien no le bastaron el “bombazos de aturdimiento” contra Londoño Hoyos. Ni el “triquitraque” de Buenos Aires para callarle los “tuiterazos” a su antiguo jefe el Señor de las sombras número 82. Ni la derrota del “turupe enconado o nacido” de Angelino en la OIT. Ni la liberación del periodista francés. Ni las movilizaciones sociales exitosas que se están dando; ahora por medio de un supuesto comunicado del secretariado de las FARC-ep, fechado el 01 de junio, más falso que el mismo Chucky, pretende conseguir el apoyo de la insurgencia dizque a su ley de impunidad y fuero militar llamada “marco para la paz del trásfuga uribista Roy Barreras”, presentada bajo la fachada también falsa de que es una ley de justicia transicional.

Porque el objetivo a tres bandas, de la jugada trapera y de tahúr de póker informático, no solo era desinformar, o lograr apoyos a su ley de impunidad y fuero militar. El verdadero objetivo del comunicado falso de toda falsedad, va escondido muy al final en el siguiente párrafo que parece redactado por cualquiera de los comentaristas prepago del ejército colombiano que dejan sus bollos perfumados a continuación de cualquier artículo del Tiempo de Sarmiento Angulo y el Espectador:

Vincular a la Marcha Patriótica con las FARC, para justificar el baño de sangre y exterminio que ya tienen planeado en un nuevo baile rojo:

Dice así el supuesto comunicado: …” Legitimados por el pueblo al cual reconocemos como soberano y quien alimentara el caudal electoral para la consolidación a través de la democracia de nuestro proyecto político ¡Marcha Patriótica! donde precisamente vemos materializados los sueños y los ideales de nuestros mártires y camaradas revolucionarios que perecieron en la lucha armada contra el intervencionismo, explotación y dependencia que la agazapada oligarquía criolla siempre arrodillada al imperialismo a promulgado y defendido”….

ANNCOL, victima diaria de esa guerra sucia informática, le recuerda a Chucky y a todo su combo Militarista vendepatria, que no necesitan perfumar bollos como su amigo el diputado uribista antioqueño y miembro de la Unidad Nacional Rodrigo Mesa, para lograr apoyos ilusorios a sus leyes santanderistas. Basta simplemente que se lean el siguiente artículo escrito por el jurista español Enrique Santiago en el portal Rebelión.org http://www.rebelion.org/noticia.php?id=150149&titular=el-derecho-internacional-humanitario-una-herramienta-para-construir-la-paz-en-colombia- , donde al final dice entre otras cosas lo siguiente:

….”. Los modelos de denominada “justicia transicional ”, donde la impunidad se convierte en conditio sine quanom para avanzar en la resolución de conflictos políticos y armados, han demostrado su ineficacia en la medida en que únicamente aplazan la consecución de un derecho real a la verdad, la justicia y la reparación, contaminando a toda la sociedad que construye procesos de solución de conflictos sobre la impunidad, por provocarse debilidad institucional y falta de respeto al estado de derecho que pretende construirse.

El Estado carece de legitimidad para exigir a la ciudadanía el respeto de las normas de convivencia si permite la impunidad de aquellos que las han vulnerado gravemente. La generalización de la impunidad deviene tarde o temprano en generalización de la corrupción política y económica, como así nos demuestran empíricamente aquellos modelos de transición democrática construidos sobre “pactos de impunidad”.

Esta realidad debe abordarse desde la perspectiva de las responsabilidades penales individuales, el imprescindible acceso a justicia efectiva por las victimas de graves violaciones de derechos humanos, y el posterior papel político que cualquier Estado democrático debe cumplir para alcanzar la equidad entre los intereses de las víctimas y los de la sociedad en su conjunto.

Pero es preciso dejar sentado que la paz no se puede construir sobre la impunidad, sin que ello impida que el Estado democrático, tras garantizar el acceso a la verdad, la justicia y la reparación a las víctimas por los crímenes de lesa humanidad cometidos en el marco del conflicto armado, ejerza esa función de equilibrio entre los intereses de las víctimas y los de la sociedad en su conjunto, mediante el instrumento del indulto, licito y legitimo tras ejercer justicia e impedir la impunidad”.

Pierden el tiempo, quienes pretenden legitimar esa leguleya ley de marras, denominada marco jurídico para paz, cuando en realidad pretende darle amnistías e indultos a los masacradores del pueblo colombiano. La insurgencia, como lo ha manifestado en reiteradas ocasiones jamás aceptara ese mamotreto jurídico, aprobado a pupitrazo por el concierto para delinquir de las mayorías santanderistas que hoy continúan regentando el poder desde Bogotá.

Jamás el pueblo colombiano en armas aceptara leyes que no garantizan la salida política al conflicto. La oligarquía está prolongando el problema y descartando una solución verdadera, el pueblo colombiano, con su lucha de masas impondrá las salidas dignas al conflicto social, político y armado que vive el país.

Compartir: