Rechazo vehemente de la Administración Distrital al ‘feminicidio’ de Rosa Elvira Cely

Un enérgico rechazo a los hechos que terminaron con el feminicidio de Rosa Elvira Cely hizo el alcalde Mayor de Bogotá, Gustavo Petro Urrego, al condenar de manera enfática la violencia sexual y tortura que causó la muerte de esta joven mujer, quien fue brutalmente abusada en el Parque Nacional el pasado miércoles 23 de mayo.

“La investigación va por buen camino, me reuniré con el Fiscal General para revisar que exista una Unidad muchísimo más eficaz en los delitos contra las mujeres, en la violencia contra ellas y específicamente la violencia sexual. Las investigaciones tienen indicios muy fuertes que individualizan con nombre propio a los posibles causantes de este hecho”, afirmó el mandatario capitalino.

En el mismo sentido, el Secretario Distrital de Gobierno, Guillermo Asprilla Coronado, manifestó que “es inaceptable lo que ha ocurrido. Es una gravísima violación de los Derechos Humanos y especialmente, de los Derechos de las Mujeres. La ciudadanía debe manifestarse de manera enérgica contra este hecho, que no puede quedar impune, y en ello están concentradas las autoridades”.

Para Camilo Castellanos, Director de Derechos Humanos y Apoyo a la Justicia, es determinante que la sociedad reconozca este indignante episodio como un feminicidio, es decir, que Rosa Elvira fue asesinada violentamente por el hecho de ser mujer. “La violencia sexual de la cuál fue víctima, es una de las expresiones más generalizadas y sistemáticas de violencia basada en el género. La Administración Distrital buscará todos los mecanismos para evitar que se presenten acciones como éstas que vulneran gravemente los derechos humanos de las mujeres.”

Este domingo 4 de junio, a las 10:00 a.m., en el Parque Nacional, lugar donde se produjo el delito, se llevará a cabo un plantón como símbolo de rechazo contundente a las violencias contra las mujeres. Una iniciativa ciudadana que demuestra el compromiso de la sociedad civil frente a la denuncia de estos graves hechos para que no queden impunes y se transformen cuanto antes, los factores culturales que las siguen reproduciendo.

Compartir: