“No hay planes serios de prevención de drogadicción en colegios”: Personero Distrital

Compartir:

BOGOTA, 12 de Agosto_ RAM_ El Personero de Bogotá, Ricardo María Cañón Prieto, reiteró que hacen falta políticas, planes y programas serios en materia de prevención del consumo de sustancias psicoactivas y alcohol en las escuelas y colegios del Distrito, luego de la muerte de un menor y la intoxicación de más de 20 en el centro educativo Marco Fidel Suárez, al parecer por mezcla de sustancias químicas.

El funcionario reveló, además, que la Personería ha detectado que el 49% de estudiantes de los colegios oficiales y el 17% de los privados, enfrentan graves problemas de adicción, situaciones que se presentan en los sectores más pobres de la Ciudad, de muchas localidades.

Agregó que “por 10 ó 20 mil pesos, los delincuentes están reclutando a niños de 9, 10 u 11 años para que expendan droga y, luego de involucrarlos en sus redes de microtráfico, les pagan con sustancias psicoactivas”.

“Tenemos planes para los habitantes de calle, en su mayoría consumidores de droga; es decir, hay programas para los profesionales de la adicción pero no para evitar que nuestros niños y jóvenes caigan en el consumo o lo superen”, afirmó.

“Hay diagnósticos, estudios, disertaciones y nos rasgamos las vestiduras cada vez que hay una noticia como esta, pero no hacemos nada efectivo y lo peor es que en una semana o dos, ya nadie estará hablando del tema”, dijo el jefe del Ministerio Público Distrital.

A lo anterior, agregó: “Pensábamos que lo peor ocurrió en las décadas de los 80 y 90 con los carteles de exportación de drogas ilícitas, pero lo más grave está ocurriendo ahora, porque nos convertimos en grandes consumidores y los principales adictos son los jóvenes”.

“El problema de droga en la Ciudad nos está ganando por falta de sinceridad en reconocer el problema y sobre todo de acciones de prevención y de actuar para enfrentarlo”, reiteró.

De otra parte, el Personero dijo que se inició una indagación preliminar para determinar si directivos o funcionarios del Colegio Marco Fidel Suárez tienen alguna responsabilidad en los lamentables hechos que ocurrieron en el plantel educativo.

Compartir: