Iván Moreno demandó a la Nación por 772 millones de pesos

BOGOTÁ, 28 de Mayo_ RAM_.... El excongresista Iván Moreno Rojas interpondrá una demanda contra el Estado por los daños y perjuicios ocasionados por la sanción disciplinaria interpuesta por la Procuraduría General, en la que fue suspendido de su cargo por su participación en las irregularidades en el proceso de contratación en la capital de la República.

En los próximos días se realizará una audiencia de conciliación, en la que el exsenador solicitará 772 millones de pesos como indemnización. De no llegar a un acuerdo Moreno Rojas presentará una demanda formal con el Estado por un monto aún no estipulado.

En la misma solicitud, el excongresista del Polo Democrático pide además que se anule el fallo disciplinario en su contra, con el que la Procuraduría General lo destituyó e inhabilitó por 20 años para ejercer cargos públicos.

El pasado 20 de enero, el Procurador General sancionó disciplinariamente a Moreno Rojas al considerar que buscó y negoció la entrega de las estaciones de gasolina que debían ser instaladas en el proyecto de la doble calzada Bogotá-Girardot para que fueran administradas por su esposa Lucy Luna de Moreno.

El congresista fue sancionado por los delitos de concusión y cohecho, precisando que incurrió en estas dos faltas graves, cuando por medios ilegales ofreció y aceptó dinero con el fin de beneficiar a un grupo de congresistas.

«Penetró la administración del Distrito a través de funcionarios y contratistas con los cuales realizó pactos, con los cuales entorpeció el proceso de contratación en la capital de la República, mediante actos ilícitos”, precisó el Procurador General en su decisión.

Y es que, según el fallo, Moreno Rojas, se valió y aprovechó de su condición de hermano del entonces alcalde de Bogotá, Samuel Moreno Rojas, para reunirse con contratistas y funcionarios del Instituto de Desarrollo Urbano para cuadrar la entrega de contratos.

Todas las solicitudes del senador están demostradas con alta certeza, no se pudo comprobar el recibimiento del dinero solicitado por parte de los miembros del llamado Grupo Nule, sin embargo sí se pudieron comprobar las reuniones y los pactos allegados con los contratistas y el abogado Álvaro Dávila.

Compartir: