Policía reconoce que audio sobre helicóptero es auténtico

Compartir:

Este jueves la Policía confirmó la autenticidad del audio que circuló a través de las redes sociales, en el que se escucha a un uniformado que -estando a bordo de otra aeronave- confirmó la tragedia del helicóptero Black Hawk, el cual se precipitó a tierra, cuando se encontraban realizando un traslado operacional entre Carepa y Chigorodó (Antioquia).
De acuerdo con el director de la Policía, General Rodolfo Palomino, el técnico que realizó la grabación fue quien reconoció ser quien grabó el audio, con el fin de informar a su superior en Bogotá sobre el incidente en el que perdieron la vida 16 uniformados. (Lea: Recuperan 16 cuerpos de policías muertos en accidente aéreo)
“Clara, honesta, como ha sido la actuación de nuestros policías y particularmente de nuestro servicio aéreo un funcionario señaló. ‘Yo fui quien hizo ese audio, aquí lo tengo en mi celular y se lo envié a quien es mi superior de inmediato en la ciudad de Bogotá”, dijo el general Palomino.
En el audio el técnico dice que a él le parece que el helicóptero recibió dos impactos “por debajo” de lo que parece ser “un tatuco”.
La grabación se conoció casi minutos después del siniestro y sirvió para que los opositores del gobierno y del proceso de paz, se basaran en esa interpretación, para dar por hecho, que la aeronave fue derribada por integrantes del Clan Úsuga en alianza con las Farc, en respuesta al operativo que se desarrollaba en esa zona.
Sin embargo, Palomino advirtió que la opinión del técnico en el mismo momento de los hechos, no puede ser tenida en cuenta como una prueba, pues obedece a una primera observación en un momento de nerviosismo.
Señaló que antes de emitir un concepto hay que esperar los resultados de las pruebas técnicas de los restos de la aeronave siniestrada para entender lo que realmente sucedió.
El Gobierno ha dicho insistentemente que se trató de un accidente, ocasionado por las difíciles condiciones meteorológicas en la zona. (Lea: Gobierno descarta atentado en accidentes aéreos de Cesar y Antioquia)
Según el ministro de Defensa, Luis Carlos Villegas, el helicóptero tipo Black Hawk se estrelló contra la ladera a una velocidad de 120 nudos (180 kilómetro por hora), debido a la baja nubosidad en la zona.
“Ese operativo que se desplegó en el marco de la operación «Agamenón», contra el Clan Úsuga, estaba previsto para que saliera a las 5 de la mañana en Chigorodó, pero debido al mal tiempo salió a las 9:30. Como quedó registrado en los informes meteorológicos de la Fuerza Aérea”, dijo Villegas durante una rueda de prensa, el mismo día del accidente.
Y agregó, “si el helicóptero siniestrado hubiese estado respondiendo fuego los otros dos helicópteros que lo acompañaban se habrían percatado”.
El Gobierno señaló que de los 18 ocupantes, 16 fallecieron y dos permanecen bajo pronóstico reservado.

Compartir: