El nuevo embajador de Colombia en EE. UU. Juan Carlos Pinzón Presentó cartas credenciales ante Obama

Compartir:

BOGOTA, 03 de Agosto_ RAM_ El exministro de Defensa y nuevo embajador de Colombia ante Washington, Juan Carlos Pinzón, presentó este lunes sus cartas credenciales al presidente Barack Obama dando inicio así a su gestión oficial como máximo diplomático del país en Estados Unidos.

La ceremonia de presentación de credenciales, el acto protocolario que acredita a un diplomático ante el país anfitrión, estaba prevista para las 5 y 20 de la tarde (hora en EE. UU.) en la Oficina Oval de la Casa Blanca.

En sus primeras declaraciones Pinzón hizo énfasis en que trabajará para que EE. UU. mantenga sus aportes al Plan Colombia, que acaba de cumplir 15 años, y motivando la relación económica para que se expanda la inversión.

“Fue un momento muy especial. Obama es un hombre muy jovial, amable y cálido. Hizo referencias directas a la relación con Colombia como la paz y el Plan Colombia y habló con mis hijos, a los que le preguntó qué pensaban estudiar”, dijo Pinzón sobre su encuentro con el Presidente de EE. UU.

Pinzón también describió la relación con Washington como quizá la más importante “no solo en política, economía, comercio y seguridad sino por los lazos estrechos entre ambas naciones”.

Pinzón llegó a la ciudad el martes de la semana pasada tras tomar algunos días de vacaciones con su familia.

El ya embajador abandonó el ministerio de Defensa a mediados de junio tras permanecer casi cuatro años al frente de esta cartera.

De momento el trabajo de Pinzón será relativamente suave ya que el Congreso se encuentra en receso hasta septiembre y la poca actividad política se concentra en las campañas electorales de cara a las elecciones presidenciales y legislativas del 2016.

Pero a mediado plazo los retos para Pinzón no son de poca monta. El más importante de todos será preservar el apoyo con el que ha contado hasta ahora el proceso de paz que adelante el gobierno del presidente Santos con las Farc. Sobre todo, evitar que el tema se convierta en un punto del debate en las campañas electorales de republicanos y demócratas.

Algunos legisladores, en su mayoría con lazos en la comunidad cubano americana, han criticado los diálogos y podrían utilizarlos para golpear a sus oponentes, en particular el senador Marco Rubio, que aspira a ser el nominado por los republicanos para las presidenciales.

Así mismo, la lucha contra las drogas podría convertirse en otro asunto espinoso dado la reciente decisión del gobierno colombiano de suspender las fumigaciones con glifosato.

Aunque la administración ha aceptado la decisión se sabe que no es una que comparte del todo especialmente a raíz del agudo incremento en la producción de cultivos ilícitos (creció un 40 por ciento entre 2013 y 2014).

Y en los círculos republicanos, donde tampoco ha caído bien, esperan con anticipación el plan que está diseñando el gobierno colombiano para compensar la ausencia de la fumigación y que se concentraría en erradicación manual y elevados esfuerzos de interdicción.

Además, eventualmente tendrá que “vender” el marco de justicia transicional que se acuerde con las Farc, un tema que es vigilado de cerca por ONG y la CIDH ante la posibilidad de que terminen amnistiándose (así se en la práctica) crímenes de guerra y delitos de lesa humanidad.

 

Compartir: