Leyendo radio

Por: Ricardo Galán.—

BOGOTA, 02 de Agosto_ RAM_ Hace unos días un abogado conocido me preguntó cómo hacía yo para escuchar tantas emisoras de radio al mismo tiempo en las mañanas.

¿Tantas? Si, apenas escucho una… o dos, le respondí.
– “Pero es que usted tuitea lo que dicen en la una, participa en el debate que plantean en la otra y a veces participa en las encuestas de una más. No entiendo como hace.” Contraatacó.
Captura de pantalla 2015-07-26 a las 7.58.44 p.m.Cuando entendí que en realidad a lo que el jurista se refería era a los trinos que publico en mi Twitter (@RicardoGalanO) y no a las emisoras que escucho, entendí la razón de su curiosidad. Hace un tiempo otra persona me había hecho un comentario parecido al que no le puse mucha atención.

Pensando en la respuesta para ellos caí en cuenta de un cambio radical que hasta ahora había pasado desapercibido en mi rutina mañanera: ya no escucho radio. Ahora leo radio.

Resulta que con el auge que ha tomado esa red en Colombia, todas las estaciones de radio han abierto por lo menos una cuenta en Twitter a través de las cual nos cuenta qué noticia están publicando, a quién están entrevistando o sobre cual tema están debatiendo. También nos invitan a participar en sondeos y compartir comentarios y noticias. De tal manera que basta con seguirlas a todas y estar atentos a nuestro “timeline” para saber de qué hablan sin necesidad de escucharlas una por una.

¿A qué horas dejé de escuchar radio para leer radio? No tengo idea. Simplemente pasó. Debió ser cuando descubrí que no tenía necesidad de estar cambiando el dial de mi radio para chequear en que estación están hablando de los temas que me interesan porque a través de Twitter las puedo seguir a todas y sintonizar aquella que está tratando lo que quiero o necesito escuchar.

Con una ventaja adicional, si no la alcanzo a seguir en directo una noticia, entrevista o comentario pocos minutos lo puedo escuchar en diferido y, en la mayoría de los casos bajar la grabación para repetirla, guardarla, transcribirla, compartirla y analizarla con tranquilidad y cabeza fría.

Leer radio. Otro cambio fundamental en la manera como las personas están cambiando la manera como se informan. Ahora podemos escuchar lo que queremos cuando queremos, donde queremos y como queremos

Compartir:

Comments are closed.