Convenio con ETB para la línea 123 es un «esperpento»: Fondo de Vigilancia

Compartir:

Un documento de la secretaría general de la alcaldía de Bogotá y una entrevista con el director del Fondo de Vigilancia, Fernando Arbeláez, dejan en evidencia una discrepancia ética y hasta legal con el alcalde Gustavo Petro.

Un grupo de investigadores coordinados por la secretaria general, Martha Lucia Zamora, invitó a denunciar las irregularidades que existen en el convenio entre la ETB y el Fondo de vigilancia para la modernización de la línea 123, ese fue el argumento de Arbeláez para negarse a firmar el Otro sí de ese convenio por valor de 27.500 millones de pesos.

“El informe que tiene secretaría es clarísimo, que el convenio es un esperpento y que hay que denunciarlo, ahora Zamora y no entiendo por qué se rasga las vestiduras cuando se alega contra el convenio, cambio de parecer en el informe de sus propios funcionarios”.

Petro insiste en la firma del convenio

El alcalde también le increpa al director del Fondo de Vigilancia y le exige que siga adelante con la firma del Otro sí, con un argumento que Arbeláez considera equivocado.

“Se me quitaron los ingredientes esenciales de avance en materia de negociación económica y se me dijo: deje de preocuparse que ETB es Estado, lo cual no es cierto, no es rigurosamente cierto, es parcialmente cierto”.

La ETB, después de todo el escándalo, según Arbeláez, sigue sin mostrar lo que ofrecen a la ciudad. En una propuesta que llevaron al Fondo, la única modificación fue un horno microonda, un futbolín y una mesa de pin pon; cuando deciden modificarla se niegan a incluirla en el Otro sí.

“Fue justamente por esa ridiculez y de que me pasen un anexo técnico copiando del anterior y la enriquezcan con hornos microondas y mesas de pin pon, que yo les formulo unas preguntas para que me digan en castellano que me van a dar y me lo escribieron después, pero no lo quisieron incluir en el Otro sí”.

El director del Fondo renuncia y no firma el convenio

Fernando Arbeláez insiste en su renuncia y no firmar un contrato que la misma secretaría general pidió denunciar. Les dice a Zamora y al acalde que si están muy convencidos de la legalidad, pues que lo firmen ellos.

“No lo voy a firmar primero por las razones legales que constan en el informe de la secretaria donde consta que firmar ese documento es embalarse y segundo porque se trata de hacer unos traslados presupuestas que yo no estoy seguro sea una aplicación apropiada”.

Jairo Osorio, el subgerente administrativo y financiero del Fondo, le dijo a Caracol Radio que la intención de la ETB, tras negarse a entregar facturas, no asistir a reuniones o no firmar las actas, es apropiarse de un margen de utilidad de ese convenio.

“Los convenios se celebran sin ánimo de lucro y en este caso es palmaria la intención de la ETB de apropiarse de un margen de utilidad bastante considerable. El convenio está mal estructurado y no se describen anexos importantes como son los técnicos y financieros”.

Escogen la propuesta más costosa del mercado

Dice Osorio que el convenio con la ETB llega a los 160.000 millones de pesos, tiene más de 170 días de retraso, que la plataforma de innovación está en cero y propuestas de empresas como Motorola bajan la mitad del precio.

“No fueron convocadas las entidades encargadas de la operación de emergencia como la Policía, el Crue, Bomberos y la secretaria de salud, importante para observar las necesidades y plantear soluciones con quienes asumen la carga de servicios de emergencia de la ciudad”.

Por todo esto fue radicado el incumplimiento del convenio para que la oficina jurídica del Fondo defina su futuro, que ya está denunciado en la Fiscalía.

Aseguran desde el Fondo que no hay riesgo en el servicio pues la Policía tiene un plan de contingencia con una plataforma que hasta ofrecieron como donación a la alcaldía de Bogotá, pero que Petro sigue sin recibir.

CARACOL RADIO

Compartir: