Respaldo oficial a matrimonio gay no tiene apoyo en el Congreso

Compartir:

BOGOTA, 02 de Agosto_ RAM_ El país volvió a hablar esta semana del matrimonio gay, y aunque el Gobierno parece estar jugado con el tema, en el Congreso son pocas las posibilidades de que avance.

El ministro del Interior, Juan Fernando Cristo, le pidió el jueves a la Corte Constitucional que habilite un “contrato análogo al contrato de matrimonio civil vigente”, con el cual las parejas del mismo sexo puedan contraer matrimonio como tal y tener los mismos derechos de las parejas heterosexuales. Esto significa que se les reconozca ese derecho por el que llevan años luchando.

Según el Ejecutivo, esta figura temporal operaría mientras el Congreso define el tema de fondo, como se lo solicitó la Corte.

La petición de Cristo se dio en el alto tribunal, que estudia varias tutelas de parejas gais a las que se les ha negado la celebración de matrimonios civiles.

Sin embargo, parece que ese espaldarazo del Ejecutivo no tiene eco en el Congreso, donde el mismo jueves llegaron dos proyectos de ley para reglamentar el matrimonio gay, uno del senador de ‘la U’ Armando Benedetti y otro de su colega Roy Barreras, copresidente del mismo partido.

Pero estas iniciativas no son las primeras sobre el tema en el Legislativo, el cual ha dado muestras de querer esquivar el asunto.

Hace un mes, sin ir más lejos, se hundió el proyecto que buscaba formalizar estas uniones, sin dársele debate. Y en el 2013, luego de una intensa lucha del senador Benedetti, otro proyecto corrió la misma suerte.

A falta de una reglamentación del tema expedida por el Congreso, ordenada por la Corte Constitucional, en este momento las uniones gais pueden ser celebradas por jueces y notarios, sin que por ello constituyan matrimonios civiles propiamente dichos.

Para el presidente del Congreso, el liberal Luis Fernando Velasco, la única forma de sacar adelante este asunto en el Legislativo es que los partidos voten en bancada, algo que no suele ocurrir.

Recordó que en proyectos anteriores “un importante número de senadores se retiró de la sesión y no votó”, pero resaltó que esta vez el Ejecutivo sí fijó una posición, pues “la vez pasada fue muy neutro”.

Su compañero de bancada Harry González, representante a la Cámara, dijo que “no es el momento para presentar estos proyectos de ley”, ya que “el tema podría aprovecharse para hacer campaña”. Esta advertencia sería otro obstáculo por vencer, dado que en este semestre la actividad legislativa se enfocará fundamentalmente en las elecciones de octubre

Compartir: