Minjusticia defiende matrimonio gay en audiencia de Corte Constitucional

Compartir:

BOGOTA, 30 de Julio_ RAM_ Siete de los nueve magistrados de la Corte Constitucional escuchan las intervenciones de las partes sobre el matrimonio entre parejas del mismo sexo.

La audiencia empezó con las intervenciones de las parejas del mismo sexo cuyos casos están en estudio. En cortas intervenciones relataron sus casos y las dificultades legales que han tenido para formalizar sus uniones.

En la audiencia intervino el ministro de Justicia, Yesid Reyes, quien aseguró que no hay justificación que permita excluir a las parejas del mismo sexo de formalizar sus uniones a través de la figura de matrimonio. «No existe ningún motivo que en este caso justifique un trato diferenciado entre las parejas heterosexuales y las homosexuales», dijo.

Reyes indicó que la única forma de superar el déficit de protección a las parejas del mismo sexo, hecho reconocido por la Corte Constitucional, es otorgándoles la posibilidad de celebrar un matrimonio, al menos, mientras el Congreso legisla sobre el asunto. «La única forma que ese vínculo pueda tener una repercusión legitima es bajo la figura del matrimonio», declaró.

Indicó, además, que de no hacerlo estas uniones quedan por fuera de la regulación del registro civil.

Dijo que la Corte Constitucional es competente para proteger los derechos de esta comunidad en tanto que, para él, quedó probada una omisión legislativa por parte del Congreso. «Corresponde la la Corte Constitucional subsanar ese déficit de protección mientras el Congreso legisla sobre el particular», concluyó.

A su turno, el ministro del Interior, Juan Fernando Cristo, también pidió protección para este sector poblacional pues para él, «no guarda comprensión las reservas» que existen en materia de derechos para las parejas del mismo sexo.

‘No se puede cambiar la naturaleza humana’: Procuraduría

La viceprocuradora general Martha Castañeda indicó que el debate sobre el matrimonio igualitario es un tema complejo que está intimamente ligado a la naturaleza humana.

Según la representante del Ministerio Público, «si se considera que son iguales los homosexuales y los heterosexuales se tendría que concluir que hombres y mujeres son idénticos (…) Por cabe anotar que ni los accionantes, ni los participantes a esta audiencia ni la Constitución pueden cambiar la naturaleza humana».

La funcionaria agregó que desde la Procuraduría se exhorta al Gobierno para que promueva el debate del matrimonio igualitario desde un proyecto de acto legislativo o una Asamblea Nacional Constituyente.

También pidió que la decisión se tome amparada bajo la legislación colombiana y que no esté influenciada por lo establecido por Cortes internacionales o con las voces de expertos extranjeros.

Sigan dando pasos para equiparar derechos: Onu

Durante la intervención de Auro Fraser, delegado que durante la audiencia presentó la posición de la Organización de las Naciones Unidas (Onu), pidió a la Corte seguir avanzando en las normas que permitan reducir la discriminación por razones de género.

Fraser indicó que, si bien no es posible obligar a los Estados miembros de la ONU a que avalen el matrimonio entre parejas del mismo sexo, puede exhortar a que lo hagan en tanto que contribuye a la disminución de la violencia y discriminación.

Recordó que hasta el momento 12 países han permitido el matrimonio entre parejas homosexuales a nivel nacional, entre ello, Chile, Brasil y Argentina.

Fraser recomendó al país «que se adopten medidas progresivas a las parejas del mismo sexo hasta el nivel en que se encuentran los derechos de los heterosexuales».

Durante la audiencia también hizo su intervención el presidente de la Fundación Marido y Mujer, Javier Suárez, quien indicó que no es violatorio de derechos fundamentales el hecho de no otorgar la posibilidaddel matrimonio a las parejas homosexuales.

Según dijo, el matrimonio debe permanecer como actualmente está en la ley en tanto que solo se celebra entre un hombre y una mujer. Declaró que en aras de proteger la familia, debe continuar siendo así pues en su opinión, «si no hay familia, no hay sociedad».

Compartir: