Farc aplaude búsqueda de desaparecidos en «La Escombrera» de Medellín

Compartir:

Las Farc aplaudió este miércoles el inicio de excavaciones en busca de desaparecidos en un vertedero de Colombia y propuso declarar a ese sitio como «lugar de memoria».

«Nos congratulamos de que el Estado haya decidido por fin apersonarse de estos compatriotas asesinados y desaparecidos», dijo a la prensa Jesús Santrich, uno de los delegados de las Farc en las negociaciones de paz con el gobierno en La Habana.

Una gran excavación comenzó el lunes en el vertedero ‘La Escombrera’ de la ciudad de Medellín, en busca de restos de desaparecidos en el conflicto armado de medio siglo y que, según testimonios, yacen por decenas bajo toneladas de escombros.

El vertedero se encuentra en la Comuna 13, una popular barriada de Medellín que fue escenario de luchas entre guerrillas de izquierda, paramilitares de derecha y agentes del Estado, y allí podrían estar enterradas entre 90 y 300 personas, según estimaciones.

«La escombrera de Medellín debe consagrarse como lugar de memoria y compromiso absoluto de ‘nunca más'», dijo Santrich, quien culpó al expresidente Alvaro Uribe de haber causado una «orgía de sangre y muerte» con la «Operación Orión», lanzada por el Ejército y la Policía en esa barriada en octubre de 2002.

«La juventud de un barrio popular (…) fue convertida en el enemigo interno a eliminar», afirmó Santrich, mientras exhibía una caricatura de Uribe en ‘La Escombrera’ junto al general Mario Montoya, uno de los uniformados que comandó la operación, según dijo.

El fiscal general de Colombia, Eduardo Montealegre, calificó al siniestro vertedero como una de las fosas de desaparecidos «más grandes del mundo».

En esa barriada operaban milicias de las guerrillas de las Farc y el Eln, pero en la década de 1990 paramilitares de extrema derecha entraron a disputarles el dominio, hasta que las fuerzas militares tomaron el sitio a sangre y fuego en 2002.

Las delegaciones del gobierno colombiano y de las Farc continuaron este miércoles sus discusiones sobre justicia, desminado y la preparación del fin del conflicto armado, en las negociaciones de paz de La Habana, iniciadas en 2012.

Los delegados del gobierno, entre ellos la canciller colombiana María Ángela Holguín, no formularon declaraciones a la prensa.

El conflicto colombiano, el último en América, ha dejado 220.000 muertos y seis millones de desplazados, según cifras oficiales.

Compartir: