Se entregó el llamado ‘rey’ del contrabando de textiles

Compartir:

88ea8955411c920a9509a0faa7218f7b_1438042426Joaquín Bruges Gómez, el hombre señalado de ser el cerebro de la red más grande de contrabando de textiles en el país, se entregó a las autoridades este lunes 27 de julio. Según pudo confirmar este diario, Bruges se entregó en la sede de la Policía Fiscal y Aduanera de Bogotá (Polfa) a las 9:00 a.m. y, horas después, comenzó la audiencia de legalización de captura en los juzgados de Paloquemao –audiencia que continúa en este momento–.

A la Fiscalía le tomó más de un año de investigaciones poder desenmarañar la sofisticada red que presuntamente creó Bruges para engañar el Estado y quedarse con dineros públicos, pues su nombre no figuraba en ningún documento. Bruges inicialmente se escapó, pero después de algunos meses de acercamientos con la Fiscalía, y de un intento de entrega que no fue exitoso, aceptó presentarse en la Polfa.

Parte de la negociación con la Fiscalía incluye que Bruges acepte los seis cargos que esta misma noche –o mañana, si la audiencia se suspende por cualquier razón– le van a imputar y, a cambio, la Fiscalía pedirá detención domiciliaria para él. Esos cargos son lavado de activos, concierto para delinquir, enriquecimiento ilícito, exportaciones e importaciones ficticias, fraude procesal y falsedad en documento privado.

La solicitud de detención domiciliaria también tiene que ver con la salud de Bruges, quien acreditó estar bastante enfermo. De todas formas, Medicina Legal hizo exámenes para confirmar y en tres días se conocerán los resultados.

No hace menos de dos meses las autoridades capturaron a seis personas –otras 17 cayeron en 2013– que junto a Bruges crearon una telaraña empresarial que logró consolidar a la Comercializadora Internacional Cititex como la segunda importadora de confecciones y textiles en país. A través de exportaciones ficticias entre 2009 y 2011 logró vender telas libres de impuestos que provenían de Asia y lavar, según la Fiscalía, más de $50.000 millones que le pertenecían al erario. Es decir, se robó plata que el Estado debía invertir en sus contribuyentes.

A través de un grupo de compañías –Cititex, CI Dominio de las Américas, Agencia de Aduanas FB Logistic y las Cooperativas La Floresta y Los Almendros–, se supone que Bruges ingresó mercancía que no era reportada al país, solicitaba devoluciones de IVA que no estaban justificadas y vendía ropa y telas a un precio que sus competidores, que sí pagaban impuestos, no podían igualar.

El modus operandi de la red era sofisticado. Según los investigadores, a través del denominado Plan Vallejo –que consiste en importar materias primas sin el pago de impuestos como el arancel y el IVA con el compromiso de convertirlas en productos de exportación en fábricas colombianas para generar empleo–, Bruges y compañía traían material desde China y Taiwán que posteriormente eran vendidas ilegalmente en Colombia. En pocas palabras, jamás cumplieron con las obligaciones del Plan Vallejo, ya que nunca contrataron personal para confeccionar ropa que supuestamente iba a ser exportada a Venezuela.

Este imperio del contrabando lo consolidó de la mano de su hermano Daniel Bruges Gómez. Ambos crearon las empresas Cititex y de la Agencia Aduanera FB Logistic. Esta última, clave en la operación, ya que se encargaba de adulterar los documentos que soportaban las exportaciones ficticias a Venezuela y Guatemala. Según las pesquisas, Daniel Bruges era el gerente de FB Logistic y encargado de emitir los documentos que aparentaban el cumplimiento del Plan Vallejo. Él trabajaba en los puertos de Buenaventura y Barranquilla.

Joaquín Bruges tenía claro que debía actuar a la sombra. Por tal motivo no figuraba en ninguna de las empresas y coordinaba el fraude triangulando su posición entre distintas sociedades. Por ejemplo, era el representante legal de Inversiones Bruges S. A., que a su vez era accionista de FB Business, la cual era miembro de la junta directiva de Aduanas FB Logistic, encargada de validar las exportaciones ficticias de Cititex. Así se hizo uno de los empresarios más importanes del país, hasta que el fraude fue evidente para la Fiscalía.

Compartir: