Municipios rechazan negativa de Petro a vender agua en bloque a la Sabana de Bogotá

BOGOTÁ, 24 de Mayo_ RAM_.... Tras el anuncio que hizo el alcalde mayor, Gustavo Petro, de que no seguirá con el sistema de venta de agua en bloques, algunos alcaldes de los municipios aledaños a la capital del país rechazaron por Radio Santa Fe la propuesta, y coincidieron en que la medida afectará el servicio en los centros urbanos de las poblaciones vecinas.

El Gobernador de Cundinamarca, Álvaro Cruz, expresó que la medida del mandatario pretende administrar el uso del suelo en el departamento de Cundinamarca con la prestación del servicio del agua, por tal razón llevará el tema al Congreso de la República y al Gobierno Nacional para buscar una solución “porque me parece que es una decisión que no concuerda con el espíritu de colaboración que siempre ha tenido Cundinamarca”.

“Esto genera un problema muy complejo ya que hay una presión sobre la sabana de Bogotá en el tema de urbanizaciones, hay un desarrollo importante en el tema industrial y ya ha habido pronunciamientos como lo denuncie en la comisión del plan del Concejo de Bogotá, en donde el Acueducto ha negado el servicio de agua a empresa importantes que van a generar empleo en la región Bogotá-Cundinamarca. Este mensaje va en contravía del TLC y va en contravía del desarrollo de la región” afirmó el Gobernador.

Sin embargo, Petro explicó que detener el sistema de venta en bloque está contemplado en el Plan de Desarrollo, y argumentó que lo que se busca cuidar las fuentes hídricas e implementar un nuevo modelo que impida la urbanización expansiva en la Sabana y además provea una adecuada distribución del liquido vital en los municipios aledaños a la capital.

Pese al anuncio, el Mandatario de los bogotanos aclaró que la Empresa de Acueducto seguirá vendiendo agua a los perímetros urbanos de los municipios.

“No vender agua en bloque en la Sabana tiene un objetivo fundamental; no solamente de corto plazo, de tipo urbanístico, de cambio de modelo de urbanización, es cuidar nuestra agua, es poder hacer una gobernanza de la escasa agua de la Sabana de Bogotá precisamente para poder soportar lo que hasta ahora no nos ha sucedido, pero que nos lo pronostican, y es que lo peor del cambio climático no es la oleada invernal sino es la sequía”, explicó el Alcalde Petro.

Por su parte, el Alcalde del municipio de Madrid Giovanni Villarraga, considera que la propuesta de Petro sólo beneficiará la capital del país, generando rentabilidad empresarial.

“Acá tenemos que velar por que la gente de las comunidades, de los municipios, la misma gente de la capital tenga un abastecimiento de recursos híbridos o de agua potable. Que estos recursos los tenga con calidad, con eficientica y sobre todo que los costos sean accesibles para nuestros habitantes”.

Villarraga anunció, que para darle una mayor tranquilidad a la comunidad invirtió más de mil quinientos millones de pesos en la adecuación de una nueva planta de tratamiento de agua, que antes no se podía hacer por el alto contenido de manganeso que tiene esta.

Entretanto el Burgomaestre dijo que: “Hay quienes entienden que Bogotá le va a quitar el agua a la población, la va a matar de sed (…) ¡pero no!; es muy diferente vender el agua en bloque que el agua domiciliaria dentro del perímetro urbano de un municipio, porque al vender en bloque el volumen de ese bloque urbaniza la Sabana de Bogotá, y porque los intereses ligados a la construcción y a la urbanización expansiva de la sabana de Bogotá lo que quieren es esa venta en bloque”.

Sin embargo, Juan Carlos Nemocón, alcalde de Soacha, afirmó que aunque la comunidad recibe el servicio del acueducto y alcantarillado de Bogotá, la medida pone en peligro el abastecimiento de agua en las 140 mil viviendas que están en proceso de construcción en el municipio.

“Gustavo Petro no quiere que se siga expandiendo la ciudad a los municipios vecinos. Hoy hay 140 mil unidades de viviendas licenciadas dentro de un macro proyecto que es ciudad verde, 46 mil unidades y alrededor de 7 planes parciales entre los 7 mil y 17 mil unidades. Estos proyectos que ya se están construyendo no me garantizan el agua y me traerá problemas en corto tiempo”, señaló Nemocón.

Por su parte el alcalde del municipio de Sopó, Ricardo Valderrama, indicó que la decisión no es solamente del alcalde e hizo un llamado a los mandatarios de los municipios para conformar una reunión en la que se discuta la propuesta.

“Sería muy importante que nos sentáramos los gobiernos de los municipios vecinos con el gobierno de Bogotá. A tocar estos temas y a revisar estos tratos que hace la capital con los municipios”.

Giovanni Villarraga puntualizó por los 1070 a.m., que “uno puede llegar y coger un municipio como su patio trasero. Nosotros somos municipios que generamos procesos productivos para la capital de la República”.

 

Compartir: