Santos reafirma decisión de hacer la paz a las buenas o a las malas

El presidente Juan Manuel Santos reafirmó que su gobierno está decidido a hacer la paz en el país a las buenas o a las malas y advirtió que para cumplir este objetivo, la tropa se encuentra “motivada”, dando la batalla de forma contundente.

Las precisiones las hizo el jefe del Estado el fin de semana en desarrollo de los Acuerdos para la Prosperidad, cumplido en el municipio de Caldas, en el departamento de Antioquia.

Concretamente, el Presidente Juan Manuel Santos afirmó que “la obsesión que tiene este Gobierno, que tengo yo, de entregar al país en paz, la vamos a cumplir, por las buenas o por las malas. Así lo he dicho desde un principio y vamos en la dirección correcta”, precisó el primer mandatario.

En su intervención, el presidente Santos tambien se refirió a la problematica de seguridad en el país e hizo al respecto las siguientes precisiones:

Por supuesto, tuvimos este muy censurable y condenable acto de terrorismo, este atentado contra el exministro Fernando Londoño.

Afortunadamente ayer lo dieron de alta. Le enviamos un saludo a Fernando, desde aquí, desde Caldas. Decirle que nos alegra mucho que ya lo hayan dado de alta. Lo queremos allá nuevamente en los micrófonos combatiendo, así le dé madera al Gobierno. Eso no importa. Eso es parte de nuestra democracia. Eso vigoriza la democracia. Y cómo nos alegra que haya sido dado de alta. Y lo felicitamos y siga con ese carácter que siempre lo ha caracterizado.

Todavía no tenemos ningún indicio sobre la responsabilidad de ese acto terrorista. Acabo de hablar con el General Naranjo para saber si ha habido algo nuevo. Se están publicando todo tipo de especulaciones, pero no tienen ninguna base. Los organismos de inteligencia de todas las Fuerzas, la Fiscalía, no han podido conectar el hecho de por la mañana: el carro bomba que se detectó a tiempo, por fortuna, que ese sí iba dirigido contra la Policía, en el barrio Eduardo Santos en Bogotá. Ahí sí hay un vinculo directo con las Farc.

Pero ese hecho no ha sido posible conectarlo con el hecho de por la tarde, del atentado contra el doctor Fernando Londoño. Y no tenemos todavía ningún indicio. No descartamos ninguna hipótesis. Pero no podemos decir a estas alturas, y sería irresponsable de parte nuestra comenzar asignar culpas en este atentado antes de tener un indicio claro sobre la responsabilidad.

Nuevamente, como lo hemos dicho ya en repetidas ocasiones, nuestros corazones están es con las familias de esos dos héroes de la patria que murieron en ese atentado. Murieron cumpliendo con su deber, defendiendo la integridad y la vida del doctor Fernando Londoño, y por eso les enviamos nuevamente nuestro sentido pésame a las familias.

TLC con Estados Unidos

En esta semana han sucedido cosas muy importantes y se han dado a conocer informaciones muy importantes. El hecho de haber enviado el primer contenedor desde Cartagena hasta Estados Unidos, el 15 de este mes, cuando entró en vigencia el TLC, es un hecho histórico. El TLC con Estados Unidos rompe en dos la historia comercial de Colombia.

Si nosotros, como dicen popularmente, nos ponemos las pilas, ese tratado va hacer de un enorme beneficio para Colombia. Se calcula que podemos generar por lo menos 500 mil empleos en los próximos cinco años, que ese tratado puede agregarle a nuestro crecimiento económico entre medio y 1 punto por ciento en forma permanente, y nos abre unas oportunidades ilimitadas, sobre todo, y en esto quiero hacer énfasis, para que la pequeña y mediana industria vea ese mercado, que es el más importante del mundo, al que tenemos acceso libre y permanente a partir de esta semana, como una inmensa oportunidad.

La mano de obra colombiana, la creatividad colombiana, estoy seguro de que puede conquistar esos mercados, y fácilmente. Es que no es sino ir a Estados Unidos y uno ve cualquier negocio, cualquier iniciativa, y ahí está algún colombiano. Esa capacidad de innovar, esa actitud recursiva que tienen los colombianos, la tenemos que utilizar ahora con este TLC.

Hablé con el Presidente Bush y le agradecí, porque no solamente este tratado es responsabilidad y gracias al Presidente Obama y al Congreso de Estados Unidos. También el Presidente Bush tuvo muchísimo que ver. Le puso mucho empeño. Lo llamé y le agradecí. Y quiero aquí, desde Caldas, Antioquia, también agradecerle al Presidente Uribe. Él hizo un esfuerzo enorme para que este tratado saliera adelante.

Agradecerle al Congreso de Estados Unidos y al Congreso colombiano, que lo aprobó también y que además actuó con algo que el mundo entero está viendo con envidia: actuó en forma oportuna y en forma rápida, para que esto que hicimos el miércoles de enviar el primer contenedor libre de arancel se pudiera dar el 15 de mayo. Ustedes aprobaron no solamente el tratado sino unas leyes que hicieron eso posible. Gracias, senadores. Gracias, representantes.

Ese hecho es muy importante, y sobre todo muy importante por el tema que vamos a tratar en este Acuerdo para la Prosperidad: el tema de la infraestructura.

Resultados de la lucha contra la pobreza y la desigualdad

Esta semana también se dieron a conocer unas cifras realmente importantes también para el país y muy estimulantes. El Dane publicó las cifras anuales de pobreza y de desigualdad. Esas cifras nos señalan un descenso en los índices de pobreza, como no se había visto nunca en el país. Y un descenso en la pobreza extrema que nos está llevando ya muy cerca a la meta que nos habíamos puesto para el cuatrienio.

Y lo más importante es un descenso en la desigualdad. Nosotros como país tenemos la vergüenza de ocupar el séptimo lugar en el mundo entero, no en América Latina, en el mundo entero. El segundo en América Latina, después de Haití, como el país más desigual. Esa vergüenza nos la vamos a quitar de encima. Estamos haciendo un esfuerzo y ya está comenzando a dar resultados.

Las cifras que publicó el Dane muestran que la pobreza bajó cerca de tres puntos. Un poquito más de tres puntos, entre un año y otro. Ese descenso no se había visto nunca.

Y vamos a continuar. Y eso ha tenido una repercusión directa en disminuir la brecha de la desigualdad. Ese famoso Coeficiente Gini, que es un coeficiente que usan los economistas para medir la desigualdad, bajó a su nivel más bajo en la historia de Colombia.

¿A qué se debe eso? A una serie de factores. Diría que en primera instancia a la generación de empleo. Colombia ha logrado, en los últimos 18 meses – 19 meses, crear más de 1 millón 700 mil empleos. Eso es importantísimo, porque esa es una de las formas más efectivas para darles a los más necesitados ingresos suficientes. Y afortunadamente, cuando hace uno el cálculo y el Dane lo verifica, lo confirma, quienes han aumentado más sus ingresos en términos relativos han sido los estratos más bajos. Por eso el efecto positivo en disminuir la desigualdad.

Políticas, como haber incorporado al sistema de salud a mas de 2,3 millones de colombianos, contribuyeron muchísimo a esa cifra y a esa disminución. El esfuerzo que ha hecho el Gobierno para darles gratuidad a todos los colombianos que vayan a los colegios públicos, entre el grado 0 y el grado 11, totalmente gratis, eso contribuye muchísimo a disminuir la desigualdad.

O sea que esos resultados son producto de una serie de políticas: el crecimiento económico, por supuesto, eso contribuye muchísimo a generar recursos para poder invertir en los segmentos más necesitados de la sociedad.

El hecho de haber mantenido la inflación dentro del límite que nos habíamos impuesto, con el Banco de la Republica, eso también contribuye muchísimo. Y sobre todo que la inflación en materia de alimentos ha sido controlada.

La inflación del país en el mes de marzo fue la más baja en los últimos 52 años. Eso también contribuye mucho, porque es que la inflación es lo más regresivo que puede haber. Porque una inflación alta le quita poder adquisitivo a quien solamente tiene un ingreso, porque le roba de su poder adquisitivo. En cambio valoriza a quien tiene activos. ¿Y quién tiene activos? Pues los ricos. Por eso la inflación baja es una contribución adicional a esa meta de luchar contra la pobreza y de disminuir la desigualdad.

Y ahora, gracias a los congresistas, gracias al Senado y a la Cámara de Representantes que aprobaron estas reformas, entra en vigencia la Reforma a las Regalías, que tiene como su propósito fundamental también cerrar brechas. Esa reforma se hizo para que se distribuyera mejor, en forma más equitativa, la riqueza del subsuelo colombiano, que estaba concentrada en unos pocos departamentos y que el resto del país no gozaba eso. La forma como se aprobó fue con el criterio de darles más a quienes más lo necesitan.

Y el efecto de esa reforma, que no se ha visto todavía porque hasta ahora está comenzando a entrar en vigencia, va a contribuir a ese propósito.

Y cuando le presentemos al Congreso de la República la Reforma Tributaria, que no es para generar más recursos, porque afortunadamente no los necesitamos, sino para generar equidad, esos dos factores: regalías más reforma tributaria, más todo lo que estamos haciendo en política social, hoy no más se están promoviendo en Soacha y Bucaramanga 180 familias que estamos sacando, todos los días estamos sacando familias de la pobreza extrema con un sistema que ha sido considerado como uno de los sistemas más efectivos y sofisticados del mundo entero, en luchar contra la pobreza extrema, que es el programa de la Red Unidos, todo eso nos va a permitir en pocos años, diría que en dos, tres años, salirnos de ese sitio vergonzoso como uno de los países más desiguales y con mayor índice de pobreza.

Todos los indicadores están mostrando que vamos en la dirección correcta, pero tenemos que seguir. Ese es un esfuerzo que todos tenemos que hacer, porque si queremos que este país sea viable en el largo plazo, si esta democracia se consolide cada vez más, tenemos que reducir brechas entre los ricos y los pobres. Tenemos que sacar a esos millones de colombianos de la pobreza extrema. Y a esos millones de colombianos de la pobreza.

El solo hecho, el solo avance del año 2010 al 2011, significó que un millón 200 mil colombianos, o un poco más, salieran de la pobreza. Y más de 650 mil colombianos salieron de la pobreza extrema. Ese ritmo tenemos que mantenerlo, para tener un país viable en el largo plazo. Esa fue una cifra muy importante que quiero destacar.

Cambios en el Gobierno

Esta semana también, y esto tiene que ver con este Acuerdo para la Prosperidad, pero antes de eso quiero también hacer énfasis en el cambio de Ministros. Hicimos un enroque. El profe Montoya sabe muy bien que está uno jugando el partido y de pronto cambia a unos jugadores para seguir metiendo goles. Eso fue lo que hicimos: cambiamos a unos jugadores, inclusive enrocamos ahí, los ajedrecistas saben que el enroque es una forma de defenderse mejor y poder ganar la partida.

Ahí pusimos en el Ministerio del Interior al Secretario General de la Presidencia, al doctor Federico Renjifo. Y va para el Viceministerio del Interior el doctor Juan Camilo Restrepo, un gran amigo aquí de Antioquia, que ha sido un leal miembro del Partido de La U, como lo ha sido el doctor Federico Renjifo. Y ahí se refuerza ese equipo en forma importante.

En el Ministerio de Vivienda pusimos al doctor Germán Vargas a que se encargara de esa política de 100 mil viviendas gratis para los más pobres de los pobres, que es otro factor que va a contribuir enormemente a mejorar los índices de pobreza, porque lo que hemos descubierto en el programa de la Red Unidos es que la falta de vivienda y las condiciones de vivienda de los más pobres, es tal vez el factor que más tenemos que atacar si queremos sacarlos de la pobreza. Y ese programa, que fue inspirado hace poco más de un año por el Presidente Lula cuando vino aquí recién salido del gobierno, lo hemos venido estudiando y lo vamos a poner ya en ejecución, y va a ser un programa muy positivo para los indicadores sociales.

Y nombramos al doctor Juan Mesa como Secretario General de la Presidencia. Ese relevo se hizo en esta semana.

Y hoy voy a anunciar otro relevo, que tiene que ver con el tema que hoy nos ha convocado, y es el tema de la infraestructura.

Infraestructura

Con el doctor Germán Cardona hicimos una presentación de todos los contratos que se adjudicaron para poner en marcha en forma ya concreta toda esa locomotora de la infraestructura: 2,7 billones de pesos se adjudicaron en una forma totalmente transparente, que mereció el elogio no solamente de los ganadores sino también de los perdedores, que es mucho decir.

Y la Sociedad Colombiana de Ingenieros, su presidente, se levantó y dijo: ‘Esto nunca lo habíamos visto en el país, la forma como adjudicaron estos contratos’. Todos quedaron contentos. Lo importante es el interés que produjo esas licitaciones. Cerca de 195 participantes, 80 extranjeros participaron en esas licitaciones, todas ya están adjudicadas.

De esas licitaciones hay muchísimas que van a beneficiar a Antioquia. Hay, por ejemplo, les voy a dar unos ejemplos. Esta carretera por la cual llegamos aquí es una de ellas: Primavera – Camilo C y Ancón Sur, se le asignó 174 mil millones. Medellín – Quibdó, 245 mil millones. Una cofinanciación de los proyectos en Medellín: Carrera 80 – San Cristóbal, 44 mil millones. Y la conexión vial La Madera, 11 mil millones.

Los corredores de mantenimiento que se van a adjudicar, porque se van a adjudicar en los próximos meses: 1,2 billones de pesos van para Antioquia.

A la carretera El Tigre – Dabeiba – Santa Fe, 62 mil millones. Ciudad Bolívar – Camilo C, 15 mil millones. La Pintada – Medellín, 5 mil millones. Barbosa – Cisneros – Puerto Berrio, 33 mil millones. Don Matías – Caucasia, 22 mil millones. La Unión – Sonsón, 11 mil millones.

Fuera de eso el doctor Jorge Londoño, ilustrísimo antioqueño también, presidente de la Junta Directiva del Fondo de Adaptación, el Fondo de Adaptación le ha asignado 82 mil millones, y la Dirección de Riesgo le ha asignado 26 mil millones. Y para red terciaria, apreciados alcaldes, 30 mil millones.

Eso quiere decir que solamente este año, solamente este año, se van a asignar 769 mil millones para Antioquia.

Estas licitaciones, con las que se van a asignar de la red de mantenimiento, concluyen la etapa de estructuración y de adjudicación de carreteras. En total 5,2 billones con red terciaria y mantenimiento y estas vías: 5,2 billones de pesos.

Esa es una cifra que nunca el país había visto. Y eso que hasta ahora estamos comenzando. Porque ahora les cuento lo que conversamos ayer con el señor Gobernador y el señor Alcalde. Estas cifras son unas cifras muy importantes. Y de esas cifras, Antioquia tiene una parte muy importante.

Ayer un periodista me preguntaba: ¿cómo está Antioquia en el Gobierno? ¿Por qué no hay presencia de Antioquia en el Gobierno? Y le dije: ¿Cómo que no hay presencia de Antioquia en el Gobierno? Tres ministros, porque considero al doctor Mauricio Cárdenas como antioqueño. ¿Usted se considera antioqueño o no? Ciento por ciento antioqueño.

El otro doctor Juan Camilo Restrepo, Ministro de Agricultura y ni más ni menos la Ministra de Salud, Beatriz Londoño. Entonces el periodista me decía: ‘Pero Beatriz Londoño vive en Bogotá’. Pues claro, los ministros tienen que vivir en Bogotá. Pero si Beatriz Londoño no es antioqueña, yo no soy bogotano.

Pero le dije: ‘Pero no pregunte, es una costumbre que tienen los colombianos, no pregunte por los puestos. El amor en la política se demuestra es con presupuesto. No con puestos, sino con presupuesto. Esa es la forma de mostrar el amor en la política’.

Y el presupuesto para Antioquia, y usted lo sabe, señor Gobernador, y señor alcalde y los alcaldes, el presupuesto para Antioquia en proporción al resto de las regiones, ahí está el verdadero amor. Y ahí está con cifras.

Porque además, fuera de todo esto que les estoy contando, ayer, con el Gobernador y con el Alcalde, quedó confirmada, sellada, la cifra de 10 billones de pesos, que el Ministro de Hacienda tiene la orden de formalizar en el próximo Confis, para las Autopistas que se llamaban ‘De la Montaña’, y ahora se llaman ‘De la Prosperidad’.

Diez billones de pesos es una tercera parte de todas las inversiones que vamos a hacer, y eso viene para acá.

Entonces le decía al periodista: ‘Esas son demostraciones de amor’. Y eso es lo que sucede en todas partes del mundo. La forma como se distribuye el presupuesto es como realmente se puede medir el aprecio que le tiene uno a una región o a otra.

Creo que lo que estamos haciendo en Antioquia. Y tampoco voy a ser tan sapo de decir: por puro amor ni por amor a mi suegra que es de aquí, sino porque Antioquia se lo merece. Antioquia tiene en este momento un potencial enorme.

Ayer nos decía, en la reunión con el Alcalde y con el Gobernador, el Director de Cormagdalena. Ayer coincidencialmente llegó el primer planchón de una empresa norteamericana que ya empezó a operar con cerca de 3.800 toneladas de granos y de acero, desde Barranquilla hasta Puerto Berrío, allá llegó.

Ese es un paso importantísimo, en un sueño que estamos convirtiendo en realidad, un sueño que tenía nuestro Libertador Simón Bolívar, que decía: no se nos olvide el río Magdalena como la arteria más importante del país.

Y esa arteria que estamos recuperando, en lo que hemos recuperado ahora del dragado, que estamos dragando 256 kilómetros, 200 de esos 256 son 200 kilómetros antioqueños. Es decir, de esos 256, 200 pasan por Antioquia.

Les decía que el TLC, la posibilidad de exportar a Estados Unidos, está totalmente conectado. Y en la medida en que estas Autopistas de la Prosperidad, una de las troncales va a ser a Puerto Berrío, la competitividad, y por consiguiente el empleo que se va a generar en Antioquia, en Medellín, aquí en los municipios del Valle de Aburrá, va a ser muy importante, porque vamos a poder exportar con un precio mucho menor.

El solo cargamento que llegó ayer de 3.800 toneladas, remplaza 240 tractomulas, que tienen que irse por unas carreteras infernales, que estamos también arreglando. Pero ese es el progreso que estamos teniendo en el país, un proceso acelerado y muy importante.

¿Todo eso para qué? Para generar empleo, para luchar contra la pobreza. Todas las políticas que tenemos en el Gobierno tienen esos objetivos, como lo hemos manifestado en el Plan de Desarrollo: más seguridad, más empleo y menos pobreza.

Y hemos avanzado en 20 meses muchísimo, muchísimo. Avances sin precedentes, pero todavía somos conscientes de que nos faltan muchísimos más. Y eso les digo a todos mis funcionarios: no vayan a bajar la guardia, porque lo que falta es mucho más de lo que hemos alcanzado. Ese un poco el lema de nuestro Gobierno. Entre más avanzamos, más nos damos cuenta de que tenemos que avanzar mucho más, para seguir trabajando todos los días, 24 horas al día, para lograr los objetivos.

Y estamos logrando todos los objetivos, la mayoría de ellos antes de lo que nos habíamos previsto. Pero eso lo que hace es redoblar el ánimo y redoblar los esfuerzos.

Contratos Plan

Ayer también hablamos con el Gobernador de algo de lo que tengo que felicitar al Gobernador Fajardo por la forma del enfoque, que son los enfoques regionales y no utilizar las fronteras como límites, sino ver las regiones como región para efectos de algo que hemos denominado legalmente el Contrato Plan.

Y Antioquia ha venido en conversaciones con el Gobierno Nacional, pero con los departamentos aledaños, por ejemplo, con el Chocó, con Córdoba, con el Eje Cafetero, para hacer planes de desarrollo regional, que beneficien tanto a Antioquia como a los otros departamentos.

Porque muchas veces sucede algo que es también muy común en las fronteras entre países: si usted hace algo bueno no esperado en la frontera, todos los que están del otro lado se vienen y deja el problema al otro lado de la frontera, o el problema no se resuelve del todo. Hay que resolver los problemas de los dos lados de la frontera.

Con ese enfoque es que se están haciendo estos Contratos Plan. Programas de desarrollo donde se va a facilitar la distribución de las regalías, y el presupuesto tanto de Antioquia como el presupuesto nacional. Porque va a tener, y ese ha sido uno de los propósitos de esta reforma a las regalías, un criterio de desarrollo regional.

Túnel de Occidente

También ayer les informamos al Gobernador y al Alcalde, el resultado del estudio que hizo el Ministerio del Medio Ambiente –la doctora Sarmiento–, frente al Túnel de Occidente.

¿Qué pasó ahí? Usted me corregirá, doctora Sarmiento, si estoy equivocado o no. Afortunadamente, sucedió lo que sucedió. ¿Por qué? Porque nos dio a todos la oportunidad de prender las alarmas para prevenir un posible error craso con consecuencias nefastas para los antioqueños.

Me explico: lo que se vino haciendo con el Túnel estaba perfectamente bien hecho. Nadie hizo nada indebido, nadie hizo nada que no correspondiera a lo que se debía hacer. La Corporación que estaba encargada hizo lo que tocaba hacer.

¿Pro qué pasó? Que por la experiencia que tuvimos con otros túneles en el pasado reciente, nos dimos cuenta, se dio cuenta el Ministerio del Medio Ambiente, que hay que hacer estudios más profundos, porque los estudios que se venían haciendo no detectaban realmente el verdadero peligro ambiental. Y en dos oportunidades lo que se encontró fue muy diferente a lo que los estudios iniciales habían previsto. O sea, para ponerlo en términos más gráficos, que no bastaba con solamente tomarle la temperatura al paciente a ver si tenía fiebre o no. Había que sacarle sangre para hacerle un estudio más profundo para ver realmente qué tenía.

Y aquí lo que se hizo fue eso: ojo que aquí puede haber una catástrofe ambiental. No es que la vaya a haber. Pero hay que tomar las precauciones para que no suceda, si encuentran algún tipo de problema en ese frente.

En el Ministerio del Medio Ambiente le está devolviendo la competencia a las corporaciones. La corporación que asuma esa responsabilidad. Las dos corporaciones tienen que colaborar, tienen que ayudarse y el concesionario podrá seguir la construcción de ese túnel.

Ese túnel se va a concluir, pero tiene que hacerse bien. Y tomar las precauciones para no ir a producir un desastre ecológico, que se sequen las fuentes de agua y se queden varios o miles de antioqueños sin agua.

Y por eso la forma como vamos a continuar la construcción de este túnel, nos blinda, por así decirlo, de ese posible desastre ecológico, que sucedió con otros dos túneles. Queremos es evitar. No queremos impedir la obra sino que se haga bien. Y eso es lo que se va a hacer.

O sea, el túnel sigue, el túnel va a hacerse. Ya ahí la competencia se le va a dar… El próximo miércoles viene aquí a definir cuál de las dos corporaciones toma la responsabilidad mayor, aunque la otra tiene por obligación que colaborar. El concesionario seguirá con todas las precauciones necesarias para que eso se haga bien.

Eso nos interesa a todos: a los antioqueños, a los colombianos, que las obras se hagan bien. Por eso el Ministro Germán Cardona, desde el primer día dijo: me voy a demorar un poco, porque las obras hay que estructurarlas, porque este país ha despilfarrado demasiado dinero en obras mal estructuradas. Obras que acaban costando tres y cuatro veces más de lo que inicialmente se había presupuestado. Muchas veces como no hay la plata, se quedan a medio hacer. Y la obra más costosa es la que queda a medio hacer, la que no se concluye.

Nosotros lo que quisimos fue concluir todas las obras, seguir todo lo que venía detrás e iniciar una serie de procesos nuevos. El Plan de Infraestructura, porque aquí no les he comentado.. Creo que durante este Acuerdo para la Prosperidad, el doctor Luis Andrade les dirá las concesiones que se van a construir. Entre ellas: la de las Carreteras de la Prosperidad.

Que van a ser verdaderas carreteras hechas con los diseños más sofisticados y mejores que se pueden realizar para carreteras que Colombia necesita. Inclusive, las que estamos construyendo hoy: La Ruta del Sol, en esas tres etapas, y la otra el corredor hacia Buenaventura, no tienen la sofisticación que van a tener estas carreteras. ¿Por qué? Porque todavía tienen unas pendientes demasiado inclinadas, y eso le resta competitividad al sistema de infraestructura.

Autopistas de la Prosperidad

Estas carreteras que se van a construir aquí en Antioquia, no van a tener ese problema, porque van a tener túneles por todos lados. Entonces decía que en lugar de carreteras de La Montaña podrían denominarse carreteras de la planicie, porque van a ser casi que planas. Como hay en Suiza, como hay en todos lo países, como está en Corea. Todos los países competitivos tienen unas carreteras que atraviesan las montañas, no tienen que subir y volver a bajar.

Estas carreteras que vamos a construir, con el Alcalde, con el Gobernador, con los antioqueños, por fin, primera vez que Colombia piensa en grande.

Y por eso a nosotros nos iba a costar un billón de pesos. Ese fue el compromiso inicial, porque el proyecto costaba 5 billones: uno ponían la Alcaldía: 600 mil millones la Gobernación y 400 mil millones la Alcaldía. Uno ponía el Gobierno y el resto lo pagaba la concesión, el peaje.

Pues resultó que no iba a costar 5 sino 15 billones. Sin embargo, el Gobierno dijo: me comprometo a participar, porque eso es muy importante, no solamente para Antioquia, para el país entero. Y nuestro compromiso subió de 1 billón a 10 billones, que fue lo que ayer confirmamos: 10 billones.

Esa es la obra más grande, y por mucho, que se ha hecho y que se va a hacer en la historia de este país, por mucho, y la vamos a hacer bien, y la vamos a hacer rápido. Y estamos esperando simplemente que el Consejo de Estado en este mes nos dé el camino que tenemos que tomar para que esa obra se haga.

Pero ya con el Gobernador y el Alcalde la decisión está tomada, que la vamos a hacer. Depende de lo que nos diga el Consejo de Estado, en la forma más rápida y mejor, para que el país pueda beneficiarse y los antioqueños puedan beneficiarse de la obra más grande que se ha hecho en la historia de este país.

Río Magdalena

Y todo esto de infraestructura: la recuperación del río Magdalena, este es apenas un primer paso.

En el viaje a China concretamos la participación, que ya está en proceso, de la empresa más grande del mundo China, en la recuperación de ríos, Hidrochina, que está estructurando el proyecto para que ese río se convierta como un río europeo: navegable todo el año, con cuencas totalmente recuperadas, que se convierta en un verdadero polo de desarrollo.

Nosotros usualmente le damos la espalda a los ríos, porque los ríos nos producen problemas, porque producen inundaciones. Los ríos lo único que están haciendo es recuperando su espacio que le hemos venido quitando nosotros. Los ríos tienen sus descansaderos.

Resulta que hemos invadido los espacios de los ríos, y cuando llueve los ríos van y buscan sus descansaderos. Eso tenemos que respetárselo a los ríos. Pero hay formas de hacerlo, lo han hechos en todas partes del mundo, pues lo vamos a hacer nosotros: en el río Magdalena, luego en el río Cauca. Lo estamos haciendo en el río Meta.

En el río Meta que, con Venezuela, con el Presidente Chávez y con la Presidenta Dilma Rousseff de Brasil, vamos a volverlo navegable para poder sacar todo ese alimento que vamos a producir en los Llanos Orientales, en un mundo que está cada vez más pidiendo más alimentos. Ahí hay un potencial enorme.

En materia de infraestructura. Vamos a construir Puerto Gaitán – Puerto Carreño. Una carretera que el país estaba soñando hace no sé cuantos años. Eso ya está en proceso de estructuración. Se van a invertir más de 99 billones de pesos hasta el 2020: 99 billones de pesos.

¿Y por qué hacemos eso? Porque durante décadas hemos descuidado la infraestructura. Al principio decían que la infraestructura era inflacionaria cuando estábamos con inflaciones altas, y entonces que eso no se puede construir mucho porque es inflacionario. Mentiras, nunca ha sido inflacionario.

Y luego porque simplemente no teníamos recursos. ¿Y a dónde le cortamos? A la infraestructura. Y nos fuimos quedando rezagados y rezagados. Pues bien, ese es también uno de los objetivos fundamentales de este Gobierno: desatrasarnos en materia de infraestructura, y eso ya lo estamos haciendo.

Concretamente ya están las vías licitadas, adjudicadas las licitaciones, y eso ya está en marcha. Y fuera de eso, los procesos de concesiones están en marcha.

Nuevo Mintransporte

Y creo que el doctor Germán Cardona debe sentirse muy orgulloso y muy satisfecho de la labor que ha hecho en el Ministerio. Y por eso él me ha dicho: creo que entrego al país un balance muy positivo. Y yo le digo: sí, señor Ministro, el balance es muy positivo.

Él quiere hacerle un favor a Medellín y a Antioquia. Ayer el Alcalde me dijo: ayúdeme, Presidente, a ver si Su Santidad viene a Colombia y llegue a Medellín. Y entonces le dije: Claro que le ayudo, y le voy a mandar un buen emisario, que es el Ministro de Transporte.

Y al Ministro de Transporte lo va a remplazar un lasallista, ahora que estamos en la sede de La Salle, ex decano de ingeniería, que es el doctor Miguel Peñaloza, aquí presente.

A Miguel no hay necesidad de presentarlo. Él ha venido trabajando con el gobierno desde la época del Presidente Uribe. Tanto el Presidente Uribe como yo, somos testigos de su eficiencia, de su capacidad de ejecución. Es ingeniero y conoce, como pocos, todos los intríngulis de este gran desafío, que es desatrasarnos en materia de infraestructura.

Y tiene una capacidad para coordinar y relacionarse, que ha sido demostrada en todos los Acuerdos para la Prosperidad. Pero los gobernadores, los alcaldes, son los primeros testigos, saben perfectamente cómo opera el doctor Peñaloza.

Yo lo he visto todos los días trabajando. Y creo, doctor Germán Cardona, que usted puede sentirse tranquilo por su sucesor, que va a seguir esa muy buena labor que usted ha venido realizando. Y que en esta segunda etapa en materia de infraestructura, que ya es la concreción de todo esto que se ha venido construyendo, que va a quedar en buenas manos.

Quiero agradecerle al doctor Germán Cardona una vez más ese gran servicio que le hizo a la Patria.

Gasolina venezolana para Arauca

Y finalmente otro anuncio, que uno de nuestros ministros antioqueños nos hace el día de hoy, porque ayer estuvo en Caracas. Estuvo en Caracas en una reunión de Unasur. Se reunió con el Ministro de Energía de Venezuela, algo que habíamos hablado con el Presidente Chávez, y ya podemos confirmar que Venezuela va a suministrar 1,2 millones de gasolina por mes al departamento de Arauca. Eso para el departamento de Arauca es una ayuda enorme. Y eso comienza a partir de junio…

Muy bien Ministro, lo felicito, y creo que esa es una buena noticia para esos departamentos y para el país. Porque entre más podamos generar sinergias, mejor.

Y hay una que estamos en proceso de adelantar, y es el oleoducto que podría conectar a Venezuela con el Pacífico y podría darle salida a nuestro petróleo de los Llanos Orientales también por el Pacífico.

Los chinos están muy interesados, muy interesados en ese oleoducto, porque para ellos tener ese suministro es muy importantísimo, porque es mucho más barato. En lugar de exportar, atravesar el Canal de Panamá y seguir por el Pacífico, atraviesa a Colombia. Para nosotros es muy importante, porque nos da esa salida. Y ese oleoducto sería de una gran transcendencia.

También los chinos están muy interesados, creo que el Ministro les hablará sobre este tema, en ayudar a la construcción de una vía férrea, de una red de ferrocarriles, que es otro de los objetivos que tenemos.

Mientras construimos todas estas carreteras, ojalá podamos llegar más rápido a los puertos por vía de los trenes y por vía fluvial, para ser cada vez más competitivos, y tener esas alternativas.

En la parte férrea hay todos unos programas, no solamente los chinos, los brasileros, hay muchos interesados en construirla, y por supuesto que eso va a tener una gran transcendencia aquí en Antioquia, porque va ser otra forma de transporte: muy eficiente, mucho más barato del que están utilizando hoy, que va a beneficiar la economía colombiana y la economía antioqueña.

De manera que aquí en este tema de la infraestructura lo que se están haciendo son grandes proyectos. Estamos pensando por primera vez en grande. Y afortunadamente el momento del país nos da la oportunidad de atraer la inversión, de atraer los empresarios competentes, para ayudarnos a construir una infraestructura que tanto necesita nuestra nación.

De manera que voy a darle paso ya al Acuerdo para que sobre cosas concretas podamos discutir y adelantar. Y agradeciendo nuevamente Gobernador y Alcalde y Alcaldesa su hospitalidad.

Seguridad

Ayer tuvimos un Consejo de Seguridad con el Alcalde, con todos los alcaldes del Área Metropolitana. Un Consejo de Seguridad donde revisamos minuciosamente todos los aspectos de la seguridad de Medellín. Celebramos muchísimo el descenso de la tasa de homicidios. Todavía somos conscientes de otro tipo de problemas: el hurto callejero, la delincuencia callejera, ese es un tema que vamos a afrontar con mucho más contundencia.

Una de las decisiones importantes que se tomaron ayer fue la de que, con los señores miembros del Congreso por Antioquia, la bancada parlamentaria, los alcaldes, porque esto tiene que ser coordinado, lo mismo que con el criterio del Gobernador de que en los límites en materia de desarrollo no puede haber fronteras, en materia de seguridad, todos los municipios del Área Metropolitana tienen que colaborar y coordinarse con Medellín para ser efectivos en materia de seguridad.

Y hoy el tema de la tecnología, del uso de la tecnología en materia de seguridad, es cada vez más importante. Lo que vamos hacer es crear una mesa de trabajo, para ver cómo podemos aprovechar y convertir a Medellín, que ha dado tantos ejemplos de ser pionero en muchos frentes, pues le he dicho: sea pionero también en este frente, y tiene todo el apoyo del Gobierno Nacional, en una ciudad con la más alta tecnología en la lucha contra la inseguridad.

Eso no solamente son las cámaras, tiene todo un sistema que nos va a permitir por ejemplo multiplicar por tres la efectividad de la Policía, sin necesidad de aumentar el número de policías. Imagínense lo que eso significa: todos los municipios del país me piden más policías, todos, y si nosotros podemos multiplicar la presencia de la Policía a través del uso de la tecnología, multiplicado por tres, es casi en la práctica como multiplicar por tres el número de policías que tenemos por todo el país.

Ese es el tipo de logros que se pueden obtener con un buen uso de la tecnología. Por eso ayer me decía que alguna gente lo había criticado porque puso como jefe de seguridad, como secretario de seguridad, a un ingeniero de sistemas.

Y le dije: no, Alcalde, usted está pensando con un buen criterio, porque el uso de la tecnología en materia de seguridad está sucediendo en todas las ciudades del mundo, es algo que va hacer cada vez mas importante. Y cómo me complace que ya estemos pensando en eso. Y esa mesa que vamos a organizar esta misma semana, va a producir, entre otras cosas, un proyecto de ley, con la bancada parlamentaria de Antioquia, que vamos a presentar conjuntamente para poder coordinar toda la tecnología que usa el sector privado, con la tecnología que usa el sector público.

Por ejemplo, las cámaras. Todas las empresas aquí en Antioquia y en el país la inmensa mayoría tiene sus propias cámaras: cómo hacemos para que esas cámaras se conecten con las cámaras que tiene ya la Policía, y podamos tener una vigilancia mucho mayor sobre nuestras ciudades.

Eso sucede, por ejemplo, en Inglaterra. En Inglaterra uno de los instrumentos más eficaces en la lucha contra el crimen callejero es esa coordinación entre las empresas, los bancos y la Scotland Yard, la policía británica, para vigilar y tener monitoreado 24 horas al día toda la ciudad. No sucede nada en Londres que esas cámaras no vean. Eso es lo que queremos aquí en Medellín, lo que queremos aquí en Caldas. Alcaldesa, queremos es tener ese tipo de instrumentos para ser más efectivos en materia de seguridad, sobre todo seguridad callejera.

De manera que esta visita a Antioquia ha sido muy productiva en todo sentido. Ayer estuvimos también en Proantioquia, con los empresarios, mostrándoles los proyectos que tenemos en la reforma tributaria, que, como digo, no es para obtener más recursos; es para hacer de este país un país más equitativo, más justo, que es lo que nos garantiza la viabilidad en el largo plazo.

Y afortunadamente, porque así han sido los empresarios antioqueños siempre: solidarios. Ellos entienden totalmente la necesidad de ese tipo de reformas. Que a los que están pagando impuestos, no los toca. O si los toca, los toca positivamente. Como he dicho, los únicos que van a pagar más impuestos son los que hoy no pagan los impuestos que deberían pagar. A los que están pagando los impuestos que deben pagar, no se les toca, se les baja las tarifas.

Pero vamos hacer un sistema mucho más justo, porque increíblemente nuestro sistema tributario, en lugar de mejorar la distribución, la agrava.

Es decir, todo lo que hemos venido haciendo los Ministros de Hacienda en los últimos 30 ó 40 años, reformas tributarias bajo la presión de ‘necesitamos recursos a toda costa’, nos ha obligado a ir acumulando, reforma tras reforma, una serie de contradicciones que han resultado en un sistema complejísimo, que se presta para todo tipo de evasión y de elusión. Y que además en lugar de mejorar la distribución, la empeora.

Eso es lo que queremos corregir, y afortunadamente encontramos una muy buena receptividad por parte no solamente de los empresarios antioqueños, sino de todos los colombianos, a los cuales les hemos venido socializando estas ideas.

Lo que queremos es irla mejorando cada vez más, para tener una buena reforma que nos ayude a ese objetivo final, que es ser un país mucho más justo, más competitivo, generando más empleo, y sobre todo teniendo unos índices de pobreza mucho menores a los que tenemos hoy. Muchas gracias”.

Compartir: