‘Si al final me toca correrme, me corro’: Santos sobre proceso de paz

BOGOTA, 07 de Abril _ RAM_ El presidente Juan Manuel Santos insistió este martes en que su principal apuesta es acabar con el conflicto armado a través de la vía del diálogo, pero advirtió que si las Farc, de cuyos miembros dijo que por algunas de sus actitudes parecen «brutos», no aceptan esta oportunidad histórica para finalizar la guerra, pues no tiene inconveniente en romper las negociaciones.

«Si al final me toca correrme, me corro, así de sencillo», enfatizó Santos al ser preguntado sobre el tema durante una entrevista con ‘La FM’. Sin embargo, explicó que de tener que acabar con los diálogos lo haría con «la consciencia tranquila» por haber intentado ponerle punto final a una confrontación que lleva más de 50 años desangrando al país.

Este viernes 10 de abril comienza un nuevo ciclo de conversaciones en La Habana y, según anunció el Presidente, el general en retiro Jorge Enrique Mora regresará a la mesa de diálogos. Hace pocos días el propio Santos dijo que la presencia del oficial en la negociación no sería permanente, lo que desató un fuerte debate.

Y, además, reconoció que en este momento no sabe «dónde está» ‘Timochenko’, el jefe máximo de las Farc. El Jefe de Estado también insistió en que los acercamientos con el Eln continúan, pero recalcó que aún no se han logrado acuerdos concretos que permitan comenzar una mesa de conversaciones formal.

Durante esta entrevista, Santos también reiteró la sugerencia al procurador General, Alejandro Ordóñez, para que no haga política con el proceso de paz, pues aseguró que respeta su condición constitucional como jefe del Ministerio Público, pero reconoció que le preocupa que tenga intenciones electorales con sus pronunciamientos.

«Él está en todo su derecho de hacer las críticas, pero que no presuma como el vocero de la sociedad colombiana, porque una parte muy importante no se siente identificada con el Procurador; él solo refleja un segmento de la población», enfatizó el mandatario.

Santos y Ordóñez, hace tres semanas, se reunieron en la Casa de Nariño para hablar sobre el proceso de La Habana, lo que hizo pensar que la tensión entre los dos había bajado, pero al poco tiempo el Procurador arreció de nuevo con sus críticas a los diálogos. De hecho, el Presidente públicamente le exigió que dejara de hacer política con la paz.

El Jefe de Estado, además, se refirió a la distancia que mantiene con su antecesor en Palacio, el senador Álvaro Uribe, líder del opositor Centro Democrático. Santos insistió en que aún tiene la intención de entablar un diálogo, pero dijo que este tema ya no lo «trasnocha» porque, a su juicio, hay algo personal por parte del congresista que no permite que se dé el acercamiento.

«No hay en este momento ninguna posibilidad de reconciliación, muy a mi pesar», precisó el Presidente, quien afirmó que Uribe «perdió su rumbo» y él, como Jefe de Estado, prefiere continuar con el suyo.

Santos, por otro lado, reiteró que la crisis institucional se soluciona acudiendo a los mecanismos democráticos y constitucionales que existen, por lo que descartó de plano avalar alternativas como una renuncia de la Corte Constitucional en pleno.

«Ojalá tuviera los poderes para hacer algo diferente, pero no los tengo porque la Constitución no me los da», precisó Santos, quien también dio su opinión sobre el escándalo por posible corrupción que salpica al magistrado Jorge Pretelt: «Me parece muy triste lo que ha salido».

Compartir:

Comments are closed.