Estudiantes de la Universidad Libre de Pereira protestaron por presencia de Álvaro Uribe

Compartir:

Captura de pantalla 2015-03-20 a las 9.09.24 p.m.Pereira, 20 de Marzo_ RAM_ El expresidente Álvaro Uribe Vélez llegó esta mañana a la Universidad Libre, seccional Pereira, en medio de abucheos y se fue de esta en las mismas condiciones. El ahora senador aceptó asistir a un debate académico en el centro de educación superior una semana después de haber protagonizado una polémica con un profesor de la institución, Iván Giraldo Henao.

En el debate académico se habló sobre temas de derecho como la tutela, y diversos aspectos de la actualidad nacional. Se supo que la estudiante Verónica Jiménez, quien envío la foto de la clase de Giraldo a Uribe, llevaba un tiempo insistiendo a las directivas de la Universidad para que invitaran al expresidente a exponer sus ideas en la institución.

En su cuenta de Twitter, el expresidente escribió varios trinos en contra del docente, quien en una de sus clases se refirió a la columna ‘Maldita tutela’, escrita por el exministro del Interior de su gobierno Fernando Londoño Hoyos, y en el tablero escribió “Londoño/enemigo/tutela”.

Verónica tomó una foto del profesor y de la frase y se la envió a Uribe. La polémica en las redes sociales llevó a que se programara el debate, al que, además de Uribe, fue invitado el profesor Giraldo, quien no asistió y en cambio le pidió a Uribe que se disculpara

Lo que no se esperaba era que los ánimos estuvieran tan caldeados en la ‘alma mater’. El debate estaba previsto para las 10:00 a. m., pero desde tempranas horas en el ágora y en la entrada al auditorio de la universidad comenzaron a reunirse estudiantes del programa de Derecho.

Los estudiantes comenzaron lanzando arengas por la defensa de la libertad de cátedra y a favor del profesor Giraldo, quien fue decano de la Facultad de Derecho, pero a medida que pasaban los minutos y se aproximaba la llegada de Uribe, el tono de las consignas fue subiendo.

Además, el cuerpo de seguridad del senador cerró las puertas del auditorio, a pesar de que este no estaba lleno, lo que enardeció aún más los ánimos de los estudiantes.

Cuando Uribe llegó a la universidad, la Policía y los guardaespaldas debieron contener con escudos y mesas de plástico a los estudiantes, que arreciaron los gritos y comenzaron a lanzar papeles. Mientras los escoltas trataban de, literalmente, meter al expresidente al auditorio, hubo empujones de lado y lado. Incluso, dos estudiantes se desmayaron.

Ya adentro del auditorio, en el que primaban los seguidores del senador, el propio Uribe puso las reglas de juego: como él estaba solo, propuso que los estudiantes le hicieran tandas de preguntas y él las respondía al final. Pero como en el recinto no había muchos contradictores de Uribe, él pidió que dejaran entrar a algunos.

“Personas críticas que quieran entrar y que no hayan podido entrar, de mi parte no hay problema. Yo no tengo inconveniente en que entren los que están afuera”, expresó.

“Soy respetuoso con la libertad de cátedra, soy respetuoso de la tolerancia con la discrepancia, pero creo que en el país hay una deformación, hay mucha intolerancia con la discrepancia y mucha permisividad con el crimen y la infamia”, aseguró el senador, quien respondió a más de 20 preguntas de los asistentes.

Así mismo, lamentó que el profesor Iván Giraldo no haya asistido al debate, en el que se habló, entre varios temas, de la tutela, el proceso de paz, la justicia transicional, el posconflicto, el trato a las Fuerzas Militares, la reforma tributaria, la industria, el sector agropecuario y el Cauca.

“Me gustaría que estuviera aquí el profesor Giraldo, me gustaría saludarlo, escucharlo, cualquier discrepancia que él tuviera con mis tesis escuchársela y tratar de responder”, afirmó el senador del Centro Democrática.

Compartir: