El documental sobre contaminación que el gobierno chino no quiere ver

Compartir:

‘Bajo la cúpula’, obra de la periodista Chai Jing, explica la contaminación atmosférica desde una perspectiva muy directa y personal, generando un debate nacional tras su publicación el pasado fin de semana y logrando rápidamente cientos de millones de visualizaciones en los sitios web de videos.

Su hija fue su llamado de atención. «Antes no hacía caso a la contaminación. Nunca me ponía mascarilla, daba igual dónde fuera. Ahora tengo a alguien entre mis brazos que tiene que respirar», manifiesta Chai Jing en los primeros momentos del documental ‘Under The Dome’ (‘Bajo la Cúpula’).

Su bebé fue diagnosticada de un tumor antes de nacer. El caso fue vinculado a su paso por ciudades altamente contaminadas como parte de su trabajo como reportera.

En su búsqueda de respuestas, Chai desvela, entre otras cosas, que a pesar de que existen normas para reducir las emisiones, los límites no se cumplen y no castigan a quienes incumplen, como los camiones con motores diésel que no tienen sistemas de control de emisiones.

Captura de pantalla 2015-03-07 a las 12.29.12 p.m.

Captura de pantalla 2015-03-07 a las 12.28.44 p.m.

Captura de pantalla 2015-03-07 a las 12.28.30 p.m.

Captura de pantalla 2015-03-07 a las 12.28.15 p.m.

Captura de pantalla 2015-03-07 a las 12.28.00 p.m.

Censura

El acceso a un popular documental sobre la contaminación en China fue restringido desde este sábado en los sitios web de intercambio de videos del país, generando preocupación entre los internautas chinos acerca de su posible censura a menos de una semana de su lanzamiento.

El gobernante Partido Comunista Chino (PCCh) había descrito antes la lucha contra la polución como una de sus prioridades y se comprometió a tener una mayor transparencia en este aspecto.

El jueves, durante la inauguración de la sesión anual del Parlamento, el primer ministro, Li Keqiang, dijo que la contaminación es una desgracia para la vida del pueblo y se comprometió a incrementar los esfuerzos para combatirla.

En la rueda de prensa que el ministro de Medio Ambiente dio el sábado ninguno de los periodistas de los grandes medios extranjeros pudo hacer preguntas y la eliminación del documental no fue abordada en ninguna de las preguntas que se plantearon.

La grabación empezó a sufrir problemas de acceso en las principales páginas web de videos a última hora del viernes. El sábado por la mañana ya era imposible visualizarlo en la mayor parte de estos sitios web, así como en otras páginas más pequeñas, y los internautas recibían mensajes de error cuando intentaban verlo.

Ni el regulador chino de internet ni la Administración Estatal de Prensa, Publicaciones, Radio, Cine y Televisión respondieron a las peticiones de comentarios. Youku Tudou, Tencent Holdings, Sohu.com e iQiyi, el servicio de videos online de Baidu , operadores de servicios de streaming, tampoco quisieron hacer comentarios al respecto, al igual que Chai, la creadora del documental.

China cuenta con uno de los mecanismos de censura online más sofisticados del mundo, conocido como el «gran cortafuegos», con el que controla todo lo que se publica en la web, sobre todo contenidos que puedan socavar al partido gobernante.

Chai era una conocida periodista de la televisión estatal antes de filmar el documental, que se publicó justo cuando los líderes chinos se preparaban para celebrar esta semana la reunión anual del Congreso Popular Nacional.
Los internautas han mostrado su enfado ante la desaparición del video.

REUTERS Y EFE

Compartir: