Uribistas insisten en que versión de Mancuso es por «venganza criminal»

BOGOTÁ, 11 de Mayo_ RAM_..… Uno de los uribistas purasangre y quien se convirtió en su habitual vocero en el Congreso, el senador antioqueño Juan Carlos Vélez Uribe, respondió a las acusaciones del otrora jefe paramilitar, Salvatore Mancuso.

Al conocer que el ex’para’ dijo que apoyó la reelección de Uribe (2006) con dinero y propaganda, el legislador dijo que “a los colombianos yo les pregunto a quién le creen más, a Mancuso o a Uribe”.

Además, sostuvo que le sigue creyendo al exmandatario. “El presidente Uribe siempre ha dicho que él no tiene ninguna responsabilidad en eso…nunca ha tenido relación con esos paramilitares y mientras tanto, yo le sigo creyendo”, aseguró.

En el mismo sentido, para defender a Uribe el senador hizo copia de lo dicho por el expresidente cuando aseguró que todo hace parte de una venganza criminal.

“Las declaraciones de Mancuso contra Uribe hacen parte de una venganza criminal contra él por haber extraditado a los paramilitares”, insistió.

La versión de Mancuso

El excomandante paramilitar, Salvatore Mancuso dijo que en 2006 colaboró y apoyó con publicidad y dinero la reelección de Álvaro Uribe Vélez en diferentes regiones del país.

«Yo apoyé la reelección del presidente Uribe, tanto con el aporte que hicimos en las comunidades como con dineros que se le entregó al comandante ‘Andrés’ para que contratara buses, hiciera propaganda, para la alimentación y todo este tipo de cosas», precisó en la entrevista con la alianza Caracol Radio-El Espectador.

Al ser precisado, el confeso dirigente paramilitar excomandante del Bloque Catatumbo de las AUC no reveló detalles sobre el asunto, aunque aseguró que se reunió en diversas oportunidades con el exmandatario.

«Prefiero guardar silencio», insistió el procesado, que se encuentra recluido en una cárcel de los Estados Unidos. Dijo que siente temor por la seguridad de su familia.

El excomandante paramilitar, indicó que el Gobierno de Álvaro Uribe Vélez estuvo detrás de un plan de desprestigio a la Corte Suprema de Justicia con el fin de eliminarla y nombrar una «ad hoc» que estuviera más de acuerdo con sus intereses.

Compartir: