Guerra entre carteles de México deja 18 nuevos decapitados

Dieciocho personas fueron asesinadas y desmembradas para abandonar sus restos en una carretera cercana a Guadalajara (Jalisco), en otra macabra acción de la guerra que enfrenta a los cárteles mexicanos de la droga.

Las dieciocho cabezas, extremidades y otras partes de los cadáveres aparecieron este miércoles en dos vehículos en la localidad de de Ixtlahuacán de los Membrillos. Once de los cuerpos habrían sido congelados para su conservación. La matanza habría sido una respuesta a los asesinatos cometidos el pasado viernes en Nuevo Laredo (Tamaulipas).

Según las autoridades, en una de las camionetas apareció un «narcomensaje» firmado por Los Zetas y el cártel del Milenio, que están aliados en Jalisco, donde arremeten contra los capos del cártel de Sinaloa: Joaquín «El Chapo» Guzmán, Ismael «El Mayo» Zambada y José Ángel Carrasco Coronel, «El Changel», a quienes acusan de recibir protección del gobierno.

El pasado 4 de mayo un total de 23 personas fueron ejecutadas en Nuevo Laredo. Nueve de ellas colgaban de un puente con visibles signos de haber sido torturadas. El cártel de Los Zetas se atribuyó esos crímenes y en una «narcomanta» acusaba al cártel del Golfo de «calentar la plaza» y atraer la atención de las fuerzas de seguridad con atentados. Pocas horas después, y como posible respuesta a este homicidio múltiple, eran asesinados y decapitados otros catorce presuntos sicarios

Compartir: