Un ministro sin casa propia

Como en el famoso dicho de “en casa de herrero, azadón de palo», el nuevo Ministro de Vivienda, Germán Vargas Lleras que anda en el propósito de construir 100 mil viviendas nuevas, asume el cargo con oficina prestada por el Ministerio de Medio Ambiente, pues hasta la fecha ese despacho no ha logrado encontrar sede en el centro, ni en el CAN como era la idea de la ministra Beatriz Uribe.  Ya Vargas Lleras había tenido que montar oficinas recién se creó el Ministerio de Justicia y tras una intensa búsqueda logró dotar al ministerio del Interior de una sede frente a la Casa de Nariño.  Por eso antes de entregar la primera vivienda gratis, deberá dedicarse a buscar y dotar de casa propia al Ministerio.

Compartir: