‘Los puse en jaque y son unos bobos. Tengo miedo de las represalias’: Dania Suárez

Dania Suarez contó en exclusiva para la W que cuando conoció al agente en un bar de Cartagena le pidió un “regalito” de 800 dólares, pero que en el momento de cobrarle en el hotel solo le dio 50 dólares. También dijo que del bar, el agente salió ebrio, pero que sabía lo que estaba haciendo.

«Primera botella de vodka, segunda botella de vodka, tercera botella de Vodka. Yo salgo contigo, pero quiero que me des un regalito. Bailamos, tomamos, me dijo ‘vámonos para el hotel’ y le pedí 800 dólares”, dijo Suárez.

La mujer afirmó que los 12 agentes que estaban en el bar bailando y tomando fueron unos “bobos” porque si hubiera sido una delincuente o una terrorista les hubiera hecho lo que quisiera.

Aseguró que en ese lugar en ningún momento los agentes “en mi presencia mostraron placas. Eran como cualquier otro gringo”. “Compraban alcohol como comprar agua”.

Agregó que de allí salieron para el bar en un taxi porque se comunicó “muy bien con él. Bailamos, nos reíamos, la pasamos muy rico. Por eso decidí irme con él, porque me sentía bien como persona».

Según relató, al llegar al hotel el agente se durmió toda la noche. “Le habría podido sacar información de seguridad si hubiera querido”, expresó.

Contó que en la mañana, luego de que la llamaran de la recepción del hotel para solicitarle que se fuera, le cobró el dinero al agente, el cual se negó a pagarle. “Le digo que me dé el regalito que le pedí, pero me dice: ‘go bitch’ (…) no te voy a pagar (…) Sacó la billetera y me dio 50 mil pesos”.

Indicó que cuando el agente se negó a darle su dinero pasó a la habitación del frente donde estaba una amiga con otro agente. Según Dania, su compañera le dijo que se fuera y no se preocupara por “por eso”. Allí estuvo hasta las 10 de la mañana.

“Si hubiese venido por gusto es diferente”, dijo la mujer que aclaró que no se quería ir sin su dinero y que en ese momento estaba frustrada. Negó haber causado escándalo para cobrar su plata. “No creo que él sea tan estúpido y bobo de creer que no le iba a cobrar”.

Afirmó que la policía local de Cartagena, luego de contarles lo que había sucedido, la apoyaron. Dijo que cuando les dijo a los agentes que iba a llamar más policías éstos le “rogaron” para que no lo hicieran. “No más policías por favor”, le dijeron a esta sanandresana que lleva 10 años viviendo en Cartagena de Indias.

“¿Si ellos no tenían consideración conmigo como iba yo a tener consideración con ellos?”, se preguntó Dania, quien señaló que el agente que la llevó al hotel nunca salió de la habitación y que entre otros tres agentes recogieron 250 dólares para darle. “Si no tenían para darme 250 dólares menos 800 dólares” y “así no haya tenido relaciones con él me tenía que pagar el dinero”.

Dania Suarez expresó que fue solo tres días después que se desató el escándalo de los agentes que supo que se trataban de los hombres que cuidaban al presidente de los Estados Unidos, Barack Obama.

“Nunca supe que eran agentes, so yo me hubiese enterado que eran eso no hubiera llamado a la policía local (…) porque esto ha dañado mi imagen y mi vida”, señaló.

Teme por su vida

La mujer reconoció que le tocó salir de Colombia porque teme por la vida de su hijo y por la suya.

“Temo de las represalias que puedan tomar (los agentes)”, sostuvo la mujer. Agregó: “tengo mucho miedo y salí del país a raíz de todo ese problema, salí huyendo primero porque me tachaban de la prostituta y por miedo”.

«Fácilmente ellos me pueden hacer algo. Si a mi me llega a pasar algo son ellos, porque no tengo problemas con nadie», contó.

«No sé qué va a pasar de ahora en adelante. Yo lo que quiero es darle lo mejor a mi hijo. Así me toque hacer cualquier cosa el futuro de mi hijo va a estar bien», agregó.

«Con todo esto ya ni me importa lo que puedan estar pensando (…)Soy una mujer muy fuerte y estoy dispuesta a enfrentar cualquier cosa que se venga».

‘Me gusta llevar un nivel de vida alto’

La mujer afirmó que entró en ese mundo para poder darle una buena vida a su hijo y porque le gusta llevar un nivel de vida alto. Dijo que le quería dar un buen ejemplo a su hijo, pero que desafortunadamente no lo logró.

Asimismo, señaló que la prostitución murió en su vida porque este episodio dañó su imagen, pero aceptó que si una revista le ofrece una “buena suma” de dinero para desnudarse lo hará.

“Ya no me importa si vienen a negociar conmigo (…) después que me paguen una buena suma de dinero si lo hago. Con dinero y portada sería una modelo famosa”, sostuvo.

Reveló que existen detalles secretos ocurridos entre la 1.30 y las 6 de la madrugada de aquel día que pasó con el agente, pero que sólo los contaría si le pagaran una fuerte suma de dinero.

Suárez expresó su deseo de emplear ese dinero para buscar un lugar donde pueda vivir tranquila y segura, comprar una casa, montar un negocio y asegurar su vida y la de su familia, entre la que se cuenta su madre, su hijo, sus hermanos y su perro.

Respecto a esto, doña Norma, madre de Dania, dijo en la W que la reputación de su hija está por el suelo y que lo que hizo lo hizo porque necesitaba dinero para su hijo.

“Una mujer que necesite dinero para su hijo pues cualquier mujer soltera haría lo q hizo mi hija”, sostuvo doña Norma, quien agregó que en el trabajo sus compañeros le dicen “la madre de la prostituta” y que a su otro hijo, hermano de Dania, le dicen que “su hermana es una prostituta”.

“Mi hija delante del mundo entero no es una prostituta”, puntualizó la mujer. También contó que estuvo en Dubai con un árabe, pero que cree que por este episodio la “relación” que llevaba con él se acabó. (tomado de www.wradio.com.co)

Compartir: