Confirman el llamado a juicio a dos ex altos funcionarios por dádivas para la reelección de Uribe

La Fiscalía confirmó hoy el llamamiento a juicio al exministro Diego Palacio Betancourt y el ex secretario presidencial Alberto Velásquez por supuestamente salvar, mediante dádivas, el proyecto legal que abrió el camino para la reelección en 2006 del entonces mandatario, Álvaro Uribe.

Palacio Betancourt y Velásquez deberán comparecer como «probables coautores del delito de cohecho por dar u ofrecer», informó la entidad judicial en un comunicado difundido en Bogotá.

El juicio quedó confirmado con la ratificación hoy, por parte de un fiscal delegado ante la Corte Suprema de Justicia (CSJ), de la resolución de acusación contra Palacio y Velásquez que había sido proferida a comienzos del pasado marzo por el mismo funcionario.

En dicha decisión, el delegado ante la CSJ anuló la parte del proceso por los mismos hechos que afrontaba Bernardo Moreno Villegas, quien también ejerció como secretario general de Uribe y está preso dentro de un proceso por escuchas y seguimientos ilegales.

La Fiscalía General aclaró que Moreno «debe ser escuchado en ampliación de indagatoria en aras de garantizarle un adecuado ejercicio del derecho a la defensa».

Los tres exfuncionarios fueron procesados por presuntamente haber ofrecido y entregado dádivas a congresistas durante el trámite parlamentario de la reforma constitucional que le permitió a Uribe concurrir a la reelección en 2006.

Uribe (2002-2010) fue elegido por primera en vez en 2002 y pudo buscar con éxito un segundo mandato de cuatro años en virtud de una enmienda a la Constitución, que prohibía la reelección presidencial.

El escándalo lo desató la ahora exparlamentaria Yidis Medina, quien denunció que los funcionarios le ofrecieron dádivas para que votara a favor de la reforma constitucional durante las discusiones de la iniciativa gubernamental en la Cámara de Representantes, en junio de 2004.

La antigua legisladora también admitió haber aceptado y recibido prebendas, por lo que fue procesada, llevada a juicio y condenada, en junio de 2010, a 47 meses de prisión.

Cuatro meses después, Medina fue sentenciada a 50 meses de prisión por enriquecimiento ilícito, por los mismos hechos.

Varios excolaboradores más de Uribe afrontan procesos judiciales por concierto para delinquir, corrupción y otros delitos.

Entre ellos están María del Pilar Hurtado, antigua directora de la central de inteligencia asilada en Panamá; Andrés Felipe Arias, exministro de Agricultura, y Luis Carlos Restrepo, exalto comisionado para la Paz, cuyo paradero se desconoce.

Compartir: