Secretaria de Salud denuncia gastos excesivos gastos en hospital de Meissen

· Anuncia que este centro hospitalario se deberá adoptar el programa de saneamiento fiscal que otorga la nación.

Langostinos, tocino, costillas de ternera, merluza, queso amarillo fino, botellas de vino, unidad de huevo comprada a 380 pesos, libra de café a 17.000 pesos, entre otros insumos, hacían parte del rubro cargado a la minuta de alimentación para pacientes atendidos en el hospital de Meissen.

Estos y otros hallazgos fueron presentados hoy en audiencia pública por la administración distrital, a través de la Secretaría Distrital de Salud, que luego de realizar un acompañamiento a este centro hospitalario de II nivel durante cerca de tres meses pudo evidenciar gastos descomunales en alimentación, papelería, combustible, nómina, entre otros. Así, por ejemplo se encontró que por cada 10 kilómetros que recorría un vehículo, facturaba un consumo de combustible de 6,2 galones de gasolina.

También, se hizo pública la inversión de 1.514 millones de pesos de contratos suscritos entre el 2009 y 2012 para consultores y facilitadores del diseño y la implementación de Sistema de Gestión de Calidad. Una cifra alarmante, en tanto el objetivo de la implementación de procesos y procedimiento que obedezcan a mejores prácticas para la atención de usuarios y la eficacia en la utilización del mínimo de recursos en el menor tiempo no se cumplió.

La compra de colchonetas por un valor unitario de 552 mil pesos en el 2010, contrasta, luego de averiguaciones en el 2012 con la mismo proveedor «Nacional de Espumas» por un valor actual de 326 mil pesos unidad, con las mismas características técnicas. Es decir existe un incremento en el costo asumido por el hospital de cerca del 69% por encima del valor real en el mercado.

La revelación en nomina, de honorarios pagados a un asesor por la suma de 25 millones de pesos mensuales, así como perfiles contratados no existentes y funcionarios con dos y tres contratos simultáneos, entre otros hallazgos dejan al descubierto la falencias administrativas y de control por parte de la gerencia.

Estos hallazgos serán presentados a los entes de control para que se deriven las investigaciones pertinentes. Así lo anunció el Secretario Distrital de Salud; Guillermo Alfonso Jaramillo: «Los datos que hemos encontrado son sorprendentes, es importante que lo entes de control investiguen a profundidad. En este hospital se evidencia la presencia del cartel de la contratación en donde las firmas que han sido investigadas por la justicia, aparecen como contratistas en este centro hospitalario».

A su vez, el secretario de salud enfatizó «es importante que todos los entes de control rápidamente actúen y se pueda lograr que todos los gerentes de los hospitales entiendan que tienen la obligación de manejar en forma eficiente y transparente los recursos destinados a la salud de los bogotanos.»

Por su parte la administración distrital comprometida con el funcionamiento del hospital recurrirá a la ley 1438 de 2011 para la adopción del programa de saneamiento fiscal y financiero que otorga la nación, cuando se determina que una institución pública hospitalaria está en riesgo medio o alto. Se trata de una préstamo que puede ser pignorado por cumplimiento de metas, es decir que puede ser perdonado siempre y cuando se demuestre el cumplimiento y el buen uso de los recursos para lograr el saneamiento del déficit económico de cartera e insumos para su funcionamiento, que ronda los 41 mil millones de pesos.

Compartir: