Emergencia hospitalaria en Bogotá

BOGOTÁ, 02 de Mayo_ RAM_.... En concordancia con Comunicado de Prensa 01-12, emitido el pasado 31 de marzo del presente año, la Fundación HOMI – Hospital de La Misericordia mantiene su preocupación por el aumento exagerado de pacientes pediátricos que demandan servicios hospitalarios (tanto de urgencias como de hospitalización) en toda la red hospitalaria, generando sobrecupo y afectando la calidad en la prestación de los servicios, lo que pone en riesgo la vida de los menores.

Lo anterior se explica por dos fenómenos: todos los años en Bogotá por esta época aumentan considerablemente las enfermedades respiratorias y gastrointestinales que requieren manejo hospitalario, lo cual se une a la falta de camas pediátricas tanto de piso como de unidades críticas, por lo que la demanda de servicios supera ampliamente la oferta generando una situación de riesgo constante que obliga a la declaratoria de emergencia funcional en prácticamente todas las instituciones que atienden menores de edad, situación que afecta la normal y adecuada atención de los menores .

En el caso de nuestra Fundación, pese a que hemos puesto en marcha el plan de contingencia respectivo aumentando la capacidad instalada, la alta demanda del servicio de urgencias ha generado un 300% de sobrecupo en nuestra área de observación de urgencias y un uso del 100% de  nuestras camas hospitalarias, incluidas las 31 camas de cuidado crítico, superando en gran magnitud nuestra capacidad de espacio físico y talento humano, afectando la calidad del servicio y poniendo en riesgo a nuestra institución ante situaciones médico-legales.

Por lo anterior la Fundación HOMI – Hospital de la Misericordia sigue considerando la situación como de EXTREMA URGENCIA y mantiene su posición de calificarlo como un problema de salud pública de nuestra ciudad capital, por lo que nuevamente hace un llamado a la Secretaría Distrital de Salud, Aseguradores, EPS e IPS, con el fin de analizar la situación a fondo y activar un plan de emergencia con acciones concretas de alto impacto que nos permitan atender la emergencia de manera adecuada, garantizando a nuestros niños y niñas el servicio de salud que requieren en este momento.

Específicamente se solicita promocionar de manera permanente las medidas de prevención y control de enfermedades respiratorias a todos sus usuarios, maximizar el uso de instituciones de primero y segundo nivel que tengan capacidad de atención en donde se pueden resolver gran parte de las situaciones clínicas presentadas en la actualidad, activar centros de consulta prioritaria especializada, ampliar sus horarios de atención ambulatoria y propender por el aumento de camas hospitalarias pediátricas en toda la red durante esta época de emergencia.

Compartir: