Brasil dispuesto a participar en operativo para liberar a periodista francés

BOGOTÁ, 02 de Mayo_ RAM_.... El ministro brasileño de Defensa, Celso Amorim, dijo en Bogotá que si se confirma que el periodista francés Roméo Langlois está secuestrado por las Farc y el Gobierno de Colombia lo pide, Brasil estaría dispuesto a participar en una misión humanitaria para liberarlo.

«Habría que saber si está secuestrado o no, y Brasil, como en otras ocasiones, si el Gobierno colombiano lo pidiera, estaría dispuesto a participar en una operación humanitaria como en las anteriores», indicó Amorim al término de una reunión con su colega colombiano, Juan Carlos Pinzón.

El titular colombiano reconoció que «hay indicios» de que Langlois puede estar en poder de las Farc desde el sábado 28 de abril, cuando desapareció en medio de combates entre policías y militares con guerrilleros en el sureño y selvático departamento de Caquetá.

«Si es así, si las Farc realmente lo tienen en su poder, estarían atentando contra la libertad de prensa, contra un periodista, contra un civil y contra todas las normas del Derecho Internacional Humanitario», declaró, por su lado, Pinzón.

Los dos titulares de Defensa se expresaron así un día después de que una mujer que dijo ser guerrillera comunicara a periodistas en la zona del suceso que las Farc tienen al periodista francés como «prisionero de guerra».

El ministro colombiano subrayó también que, de ser cierto ese hecho, las Farc estarían incumpliendo su compromiso de «no secuestrar», tal y como anunciaron hace algunos meses cuando hicieron pública su promesa de liberar a todos los secuestrados que entonces tenían en su poder.

El Gobierno de Brasil prestó en abril los helicópteros y las tripulaciones que participaron en el operativo de liberación de los diez últimos policías y militares que las Farc tenían secuestrados.

En cuanto a Langlois no se sabe de su paradero desde el sábado 28 de abril por la noche, cuando se vio en medio de un enfrentamiento entre guerrilleros y fuerzas de seguridad que se disponían a llevar a cabo un operativo antidrogas en la aldea de Unión Peneya.

El periodista había viajado con los militares y los policías para documentar el operativo para el canal de televisión France 24, para el que trabaja en Colombia.

En esos combates al menos un policía y tres soldados murieron, mientras que Langlois desapareció y al parecer está herido de bala en un hombro, según la supuesta guerrillera.

Los ministros de Defensa de Colombia y de Brasil se reunieron hoy en Bogotá en vísperas de una reunión de la Unión Suramericana de Naciones (Unasur) en Cartagena de Indias para examinar asuntos de la agenda bilateral y regional en materia de seguridad, cooperación militar e integración.

Tanto Brasil como Colombia defienden la creación de una instancia de lucha contra la delincuencia organizada trasnacional en el ámbito de la Unasur, uno de los temas a debate desde mañana en Cartagena.

«Las operaciones están suspendidas para facilitar la liberación de Romeo. Los sobrevuelos han sido suspendidos. Lo hemos decidido una vez se comprobó que la guerrilla lo tenía. Hemos bajado la presión sobre el grupo terrorista, ahora tiene total libertad para soltarlo», afirmó el general.

El mensaje en el que la guerrilla anuncia tener a Langlois fue suscrito por «el Estado Mayor del Frente 15» de las Farc, una unidad regional integrada por cerca de 300 guerrilleros que serían apoyados adicionalmente por unos 2.000 milicianos, según el general Rey.

«El frente 15 informa a la opinión pública que el periodista francés, uniformado de militar, capturado en pleno combate, está en nuestras manos, es prisionero de guerra», dice el comunicado que la AFP recibió del alto oficial.

Langlois «está levemente herido en un brazo y se le ha prestado atención médica. Está fuera de peligro», añade el mensaje.

Pero el general rechazó la versión de que Langlois se encuentre fuera de peligro. «En esa selva húmeda, una herida así puede infectarse. Tiene que ser trasladado inmediatamente a un puesto médico», afirmó.

Sobre la versión de que el reportero llevaba uniforme militar, el general Rey insistió en que «le habíamos dado un chaleco y un casco, que ha dejado cuando se entregó» a los guerrilleros el pasado 28 de abril, en medio de un combate entre las Farc y la patrulla militar con la cual se desplazaba Langlois.

«No es un militar, sino un periodista que estaba haciendo su trabajo. Por lo tanto, es protegido como civil por la Convención Internacional de Ginebra», añadió el general.

El periodista realizaba un reportaje sobre operativos antidrogas en Caquetá, cuando la patrulla que le acompañaba fue atacada. En el combate murieron cuatro militares y otros ocho fueron heridos.

Las Farc son la principal guerrilla de Colombia, con unos 9.200 combatientes y más de 45 años de lucha armada. El 26 de febrero se comprometió a cesar el secuestro de civiles con fines extorsivos, y el 2 de abril entregó a los últimos 10 policías y militares que mantenía como rehenes, todos ellos por más de 12 años.

Este miércoles, tanto la Comisión Interamericana de Derechos Humanos como la Unión Europea expresaron su preocupación por la suerte de Langlois e instaron a su liberación inmediata.

Compartir: