Periodista francés no usaba prendas militares cuando fue secuestrado: Ejército

BOGOTÁ, 01 de Mayo_ RAM_.... Según reveló Caracol Radio, a través de una llamada telefónica recibida por un periodista de Noticias Uno, una mujer que se identificó como guerrillera del frente 15 de las Farc confirmó el secuestro del periodista francés Roméo Langlois, desaparecido el sábado pasado en medio de combates de militares con guerrilleros en el departamento del Caquetá.

Según la mujer, las Farc lo declararon prisionero de guerra, ya que, según señaló la guerrillera, el reportero vestía prendas militares cuando fue hallado por los subversivos.

Así mismo señaló que al ciudadano extranjero se le prestó atención médica, ya que resultó herido tras los combates que se presentaron en área rural de La Unión Peneya, municipio La Montañita, donde fallecieron tres soldados y un policía.

Por su parte, el general Javier Rey Navas, comandante de la Aviación del Ejército, afirmó que al momento de su secuestro Langlois no tenía puestos el casco y el chaleco entregados por los militares, y agregó que es estos no eran iguales a los que portaban los uniformados.

Declaraciones de Santos

El presidente Juan Manuel Santos había dicho el lunes que el gobierno tenía “muy claros indicios” de que el periodista francés Roméo Langlois estaba en poder de las Farc y exigió a este grupo guerrillero liberarlo lo más pronto posible.

“Las Farc hace algunas semanas le prometieron al país y al mundo que iban a dejar el secuestro. Nosotros recibimos esa noticia, ese anuncio, con satisfacción. Dijimos que era un gesto que valorábamos y que era un gesto que iba en la dirección correcta hacia la paz”, recalcó el mandatario, tras rechazar la acción.

Anncol culpa al Gobierno

 Por su parte Anncol, la agencia informativa afín a la guerrilla de las Farc atribuyó al Gobierno de Colombia la responsabilidad de la suerte del periodista.

«Es de suponer que es responsabilidad del Gobierno de Colombia, al involucrar en sus filas militares a un ciudadano extranjero como reportero de guerra», señaló.

Según los testigos de la acción militar en la que resultó involucrado el periodista, éste vestía un chaleco verde oliva y un casco militar. Al momento de evidenciar el peligro, el periodista decide quitarse el chaleco y el casco y señala a sus acompañantes que está vestido de civil y que las Farc no podían atacarlo.

El senador Iván Cepeda, quien participa en las marchas del primero de mayo, dijo que espera que el periodista esté sano y salvo y que sea puesto en libertad de inmediato.

Compartir: