Presidente Santos exige a las Farc liberar al periodista francés

Bogotá, 30 abr (SIG). El Mandatario dijo que el Gobierno tiene “claros indicios” de que el periodista francés Roméo Langlois está en poder de las Farc. Recordó que este grupo guerrillero prometió que iba a dejar el secuestro, por lo cual Colombia y el mundo esperan que cumpla su palabra y libere al periodista lo más pronto posible.

“Tenemos muy claros indicios de que el periodista francés está en posesión de las Farc. Este periodista estaba cumpliendo una misión profesional, periodística, con nuestras Fuerzas Armadas. En un momento dado, tuvo la angustia que lo llevó hacia el lado donde estaba este grupo de las Farc. Y hoy nuevos indicios nos indican que está en su poder”, dijo el Mandatario.

El Presidente Santos recordó que las Farc prometieron dejar el secuestro, por lo cual Colombia y el mundo estarán pendientes del cumplimiento de su palabra.

“Las Farc hace algunas semanas le prometieron al país y al mundo que iban a dejar el secuestro. Nosotros recibimos esa noticia, ese anuncio, con satisfacción. Dijimos que era un gesto que valorábamos y que era un gesto que iba en la dirección correcta hacia la paz”, dijo el Jefe de Estado.

“En este orden de ideas –agregó–, queremos decirles a las Farc que liberen lo más pronto posible a este periodista. Entre otras cosas, porque tenemos entendido que está herido. Cumplan con su palabra, como lo dijo y lo exigió además el Canciller francés. El mundo entero y Colombia estaremos pendientes del cumplimiento de la palabra por parte de las Farc”.

El Mandatario sostuvo que cualquier cosa que le suceda a este periodista será de responsabilidad total de las Farc.

“Libérenlo lo más rápido posible. Porque además la responsabilidad en este momento de cualquier cosa que le suceda a este periodista es de responsabilidad absoluta y total de las Farc”, reiteró el Jefe de Estado.

El Presidente Santos se refirió al tema este lunes, en la Casa de Nariño, durante el acto de posesión de Adriana Guillén como magistrada de la Corte Constitucional.

Compartir: