ELN dejó artefacto explosivo cerca de una escuela de Ocaña

El domingo en la mañana, luego de una noche lluviosa, agentes del Segundo Distrito de la Policía de Ocaña fueron alertados sobre la existencia de un artefacto explosivo en la puerta de entrada de la cancha sintética Maracaná.

Al parecer, en la madrugada, aprovechando la ola invernal que azota a la región, presuntos subversivos del Eln extendieron los cables, ubicaron el artefacto y escribieron el letrero de alerta sobre una bomba.

El centro de recreación está ubicado en la carrera 46 con calle 5A, detrás de la escuela urbana del barrio Santa Clara y en un sector residencial.

El mayor, Juan Carlos Ramos, comandante del Segundo Distrito, ordenó acordonar la zona para esperar expertos antiexplosivos procedentes de Cúcuta, quienes hacia las 5:00 de la tarde desactivaron el elemento.

El comandante de la Policía de Norte de Santander, coronel Eliécer Camacho, le aseguró a medios locales que la caja fue ubicada al medio día de este domingo en cercanías a una cancha sintética de fútbol y al lado escribieron la leyenda: “ELN bomba».

Según el oficial, el dueño del local, quien reside en Bucaramanga, les aseguró que ha recibido llamadas extorsivas y amenazas en las últimas semanas, por lo que “al parecer, le dejaron esa caja como advertencia».

A mediados del presente mes también fue instalada una carga explosiva en la vía que comunica hacia el aeropuerto.

Compartir: