Denuncian nuevo escándalo sexual de los agentes secretos de USA

Washington – Cuando aún no se conocen todos los detalles y el alcance del presunto escándalo de prostitución por parte de agentes del servicio secreto de Estados Unidos en Colombia, un nuevo informe apareció el jueves señalando acusaciones similares, esta vez en El Salvador.

La estación de televisión KIRO, una filial de CNN, citó a un contratista anónimo del gobierno de EE.UU. que trabajó extensamente con el equipo del Servicio Secreto en San Salvador antes del viaje del presidente Barack Obama a ese país en marzo de 2011, quien dijo que estuvo con una docena de agentes del Servicio Secreto y de algunos especialistas militares de Estados Unidos en un club de striptease unos días antes de que Obama llegara.

Los hombres bebían mucho en el club, y la mayoría de ellos pagó extra por el acceso a una sección VIP, donde se les proporcionaban favores sexuales a cambio de dinero en efectivo, dijo la fuente a la estación.

KIRO, dijo que el dueño del club de striptease corroboró las denuncias. El propietario confirmó que un gran número de agentes del Servicio Secreto y algunos escoltas militares «fueron a su club» esa semana durante al menos tres noches seguidas, informó KIRO.

El propietario dijo que su club habitualmente atiende a altos empleados de la Embajada de EE.UU. en San Salvador, así como las visitas de agentes del FBI y de la DEA, reportó KIRO. El propietario dijo que la reputación de «seguridad» y «privacidad» hacen que su club sea my popular para «aquellos que quieren ser discretos».

La fuente dijo que les explicó a los agentes que era una «idea realmente mala» llevar las strippers a sus habitaciones de hotel, pero varios agentes se jactaron de que «lo hacían todo el tiempo» y le dijeron que «no te preocupes por eso», informó KIRO.

El periodista investigativo de KIRO Chris Halsne dijol programa de la CBS ‘»This Morning» el jueves que él considera su fuente muy creíble porque le contó sobre el presunto escándalo el año pasado, mientras Halsne estuvo en El Salvador haciendo una historia diferente.

Halsne, dijo que presionó en ese momento a la fuente para obtener más información, pero el hombre se negó a decirlo bajo grabación. Después de las acusaciones salieron a flote en Colombia, Halsne volvió a presionar a su fuente, quien accedió a hablar.

Compartir: