Drogadictos serían internados según proyecto aprobado en Senado

La Comisión Primera del Senado aprobó este martes un proyecto de ley para reglamentar la prohibición del porte y consumo de la dosis mínima, el cual obligaría a que si una persona es catalogada como adicta sea internada de forma inmediata en un centro de rehabilitación. El Estado correría con todos los gastos del proceso.

El proyecto ordena al Estado Colombiano garantizar cobertura integral en materia de atención a consumidores de estupefacientes, así como desarrollar campañas de prevención en los niveles preescolar, de educación básica primaria, secundaria y superior, para evitar el incremento de la población adicta en el país.

La norma constitucional ordena suministrar tratamiento a toda aquella persona que se encuentre bajo el influjo de sustancia estupefaciente o psicotrópica, procurándole su desintoxicación, rehabilitación psiquiátrica y manejo físico, así como el posterior seguimiento que le garantice una verdadera rehabilitación a nivel personal, familiar y social.

El senador Juan Carlos Vélez, de ‘la U’, afirmó que «las autoridades procederán a conducir a las personas que sean detenidas consumiendo estupefacientes a unos centros de orientación, donde van a estar unos especialistas que les van a insinuar a quienes tengan problemas con las drogas que se sometan a unos tratamientos y que el Estado, a su vez, asuma el compromiso de costear el tratamiento».
 
El articulado de la iniciativa indica: «Reconózcase que la adicción al consumo de drogas psicoactivas es un tema de salud pública y, por lo tanto, debe ser tratada como una enfermedad que requiere atención integral por parte de Estado, conforme a la normatividad vigente».
 
En el artículo 20 del proyecto aprobado se afirma que «la situación de la persona debe ser catalogada razonadamente como urgente, para garantizar los derechos de quien se encuentre en estado de indefensión, o, exposición al peligro, o, evidente excitación así como de terceros eventualmente afectados».

Según los senadores, Juan Manuel Galán (Partido Liberal) y Juan Carlos Vélez (Partido de la U), además de instituirse el tratamiento en salud al drogadicto, este proyecto de Ley ordena también que el Estado colombiano asuma el desarrollo de una política efectiva de prevención con presupuesto oficial apropiado y a monitorear mediante indicadores y estudios científicos, la incidencia del consumo de sustancias estupefacientes en lel sector educativo a fin de que dichos programas estén acordes con los estratos sociales y géneros de mayor vulnerabilidad.

El senador Vélez sustentó la importancia del articulado explicando en la exposición de motivos que en Colombia se necesitan políticas claras y recursos que provengan del mismo Estado. Un artículo establece que el 24 de agosto de cada año debe realizarse una gran campaña nacional de sensibilización social la cual debe abarcar, principalmente, todos los establecimientos educativos colombianos.

Por su parte el presidente de la comisión, el senador Luis Fernando Velasco (Liberal), dijo que el Estado no debe dejar burocratizar la atención y que a los adictos no hay que tratarse como delincuentes sino como enfermos, y por lo tanto, el Estado debe propender por su rehabilitación y tratamiento.

 

 

Compartir: