Por desgreño administrativo en la ALO, Personería abrirá investigación preliminar a responsables

La Avenida Longitudinal de Occidente (ALO), que se trazó hace 50 años, no se podrá hacer “en el corto ni en el mediano plazo”, porque enfrenta graves problemas de invasión de terrenos, falta de compra de predios y se evidencia un gran “desgreño administrativo” e “irresponsabilidad” en el proyecto.

Así lo afirmó el personero de Bogotá,  Ricardo Cañón, quien dijo que para hacer la vía, tal como está trazada, se requiere la compra de 1.109 predios. Sin embargo,  50 años después de proyectada faltan aún por adquirir 706 terrenos (64 por ciento), que representan el 35 por ciento del total del área de la ALO.

El personero aseguró que una reciente veeduría de la Personería de Bogotá demuestra que existe un problema  que retardaría varios años más la obra y es el de los terrenos que se encuentran invadidos por familias enteras que llevan, incluso, 25 años allí.

«Para el trazado de la ALO se requiere de la adquisición de 1.109 predios (a la fecha se han comprado 403 y están pendientes por adquirir 706), es decir, falta el 64% de los predios por adquirir, que ocupan el 35% del total del área de la ALO» reveló el ente de control.

El sector Sur presenta el mayor número de predios sin adquirir (454), el sector centro 146 y el norte 106 para un total de 706. En esta adquisición de predios, el Instituto de Desarrollo Urbano(IDU) ha invertido más de $384 mil millones, a precio de hoy, y al parecer no definió criterios para la obtención de los inmuebles, toda vez que las estadísticas muestran que las compras se realizaron caprichosamente, es decir no se tuvo en cuenta el criterio de gradualidad por zonas.

El ente de control pudo establecer que nadie da cuenta de los terrenos de la ALO y es tal el desgreño administrativo que no se explica cómo áreas ya adquiridas se invaden sin que medie ningún doliente.

«En el sector de Engativá, por ejemplo, se revisaron 58 predios de los cuales 56 están invadidos, y aunque la alcaldía de esta localidad afirma que son sólo cinco las propiedades ocupadas tampoco adelanta ningún proceso de restitución. Llama también la atención que en 2007, administración Luis Eduardo Garzón, fue la última adquisición de predios y desde entonces ni siquiera ha habido vigilancia de los terrenos, por lo que perfectamente se podría afirmar que, en efecto, la ALO ya se construyó en muchos tramos, pero con edificaciones ilegales de hasta dos plantas, hechas por los invasores que han aprovechado el abandono por parte de entidades distritales como el IDU, Secretaría de Hábitat, Planeación Distrital, Alcaldías Locales, EAAB e incluso la Defensoría del Espacio Público, entre otros», dijo el personero.

Así mismo, el informe revela, de acuerdo con un balance de la Secretaría de Hábitat, que existen 158 ocupaciones que afectarían el trazado de la ALO en Kennedy, Fontibón y Engativá, y hay en curso 151 querellas en las localidades de Fontibón (entrega del predio que se encuentra en posesión del Motel Coconito); Suba (plaza de mercado del barrio La Gaitana).

Para la Personería las herramientas jurídicas utilizadas en la recuperación de los inmuebles ocupados por los invasores han sido ineficaces en muchas ocasiones manteniéndose vigentes los procesos de restitución.

De igual forma, los intentos por arreglar la problemática de invasión, vía del diálogo y la conciliación, tampoco han permitido la recuperación. Otros hallazgos

Por otra parte, el IDU, a través del convenio cooperación No. 018 de 2003, entregó a  la Secretaría de Movilidad 34 predios destinados para la ALO; sin embargo, y de manera inexplicable, se cambió la destinación de estos bienes de uso público para convertirlos en parqueaderos  públicos.

Adicional a esto, Movilidad certifica haber recibido del IDU otros 106 predios para administración y manejo, pero se desconoce su uso actual.

Ante este panorama, aseguró el personero distrital, de desgreño administrativo  y donde existen tantos responsables con tantas irresponsabilidades, se iniciará investigación disciplinaria.

 

Compartir: