«Solo falta que me peguen un tiro en la cabeza»: Petro

Así respondió el alcalde de Bogotá, Gustavo Petro, al referirse a la sanción de 400 millones de pesos por el nuevo esquema de aseo, la destitución de la procuraduría y los escándalos de los últimos días contra su administración.

Durante la entrega de un nuevo jardín móvil para los niños en San Cristobal, el alcalde Gustavo Petro se refirió a los escándalos y sanciones que lo han puesto en el “ojo del huracán” durante las últimas semanas. “Me han embargado, me han sancionado con 400 millones, me han señalado y hasta me han destituido. Lo único que falta es que me peguen un tiro en la cabeza”, aseguró el mandatario.

El mandatario también se refirió a la multa por 1.600 millones de pesos impuesta por la Superintendencia de Industria y Comercio contra 10 funcionarios y ex funcionarios del Distrito,y por más de 80 mil millones de pesos contra la Unidad Administrativa Especial de Servicios Públicos (Uaesp), Aguas de Bogotá, y la Empresa de Acueducto y Alcantarillado (EAAB).

“El superintendente ad hoc, que también ha trabajado como lobista de muchas empresas privadas de aseo, va en contra del derecho al agua. La multa de 30 millones de dólares contra la empresa de Acueducto, pone en riesgo el líquido para 9 millones de bogotanos”, afirmó Petro.

El Alcalde sostuvo que la ciudad en más de dos años pasó de atender 100 mil niños a 202.000 niños gracias a sus políticas de inclusión, y aseguró que “Si nos van a amenazar por poner jardines infantiles que nos amenacen, pero los vamos a seguir poniendo”.

Compartir: