Al menos 10 muertos en emergencias por lluvias el fin de semana en Colombia

«Ha sido el fin de semana de la actual temporada de lluvias en el que más emergencias se han presentado», dijo el director de la Unidad Nacional para la Gestión del Riesgo de Desastres (UNGRD), Carlos Iván Márquez.

Según un reporte de la UNGRD, en los eventos del fin de semana asociados a las lluvias también desapareció una persona, mientras que cuatro más quedaron heridas y otras 2.619 resultaron damnificadas.

Con estas víctimas subió a cinco el número de desaparecidos, a 28 el de heridos y a 63.742 el de afectados por el período de precipitaciones, que se inició el pasado 15 de marzo.

El informe muestra que el país afrontó este fin de semana 48 eventos causados por las lluvias, entre deslizamientos de tierras, inundaciones, crecientes súbitas y desbordamientos de fuentes de agua, entre otros.

La UNGRD, que depende de la Presidencia de la República, indicó que las nuevas emergencias elevan a 377 la cifra de eventos asociados a las lluvias que se han presentado en esta temporada de precipitaciones, que históricamente es seguida por una segunda que va de octubre a diciembre.

Además de las víctimas, la temporada de precipitaciones deja 109 casas destruidas y 12.077 averiadas, así como 215 carreteras, 43 centros educativos, 32 acueductos y cuatro centros de salud afectados.

En total, son 267 municipios en 28 de los 32 departamentos del país los afectados en el período lluvioso, que se prolongará hasta mediados de junio próximo, según los pronósticos del Instituto de Hidrología, Meteorología y Estudios Ambientales IDEAM.

«El llamado nuestro sigue siendo a prevenir, a no bajar la guardia», expresó Márquez, quien llamó nuevamente a los comités locales y regionales de prevención y atención de desastres a que continúen con la implementación de los planes de emergencia y contingencia.

Alerta en Boyacá 

400 familias damnificadas en el municipio de Paipa, el 50 por ciento del casco urbano de Samaca inundado y un menor desaparecido al caer en una quebrada, es el saldo que deja el invierno en las últimas horas en esta zona.

Las autoridades reportan altos niveles en los ríos Chicamocha, Suárez, además en la Laguna de Fúquene y la represa en Toca.

Las constantes lluvias en Boyacá mantienen en alerta máxima a los 123 municipios de ese departamento tras los altos niveles que han alcanzado los ríos Chicamocha, Suárez, la Laguna de Fúquene y la represa La Copa en Toca.

Según los organismos de socorro más de mil 400 familias resultaron damnificadas por el desbordamiento del río Chicamocha en siete barrios y dos veredas del municipio Paipa.

Así mismo se precisó que en Raquira el 50 por ciento del casco urbano permanece inundado, mientras que en el valle de Samaca, un boquete de 20 metros mantiene inundado una de las despensa agrícolas del departamento donde cultivos de arbeja, papa, cebolla y maíz han sido afectados.

“En esta región al menos 20 familias debieron abandonar sus hogares y trasladar sus animales”, sostuvo un vocero de la Defensa Civil.

Las pérdidas según los productores del valle de Samaca, superan los mil millones de pesos. “Una familia de la vereda Tibaquirá se salvó de ser sepultada por un alud de tierra”, indicó.

En Moniquirá ocho viviendas e igual número de familias debieron ser reubicadas por el desbordamiento de un río que atraviesa esa localidad.

El director de la Defensa Civil, Alirio Aponte Monroy, insistió que la situación es crítica en todo Boyacá. “Se hace un llamado a todo al departamento para que ante cualquier emergencia las familias evacuen sus viviendas”.

Dos personas fueron sepultadas por un alud de tierra en Soracá, Boyacá

En el municipio de Soracá, Elisa Quevedo Hernández de 55 años y su nieto de 5 murieron mientras dormían cuando un alud de tierra y árboles destruyeron la vivienda en que se encontraban.

Entre tanto en Puerto Boyacá, Ever Zambrano de 16 años de edad, murió luego de caer accidentalmente a la quebrada de Velásquez que desemboca en el río Magdalena.

Con estos casos, asciende a siete el número de muertos en Boyacá como consecuencia de la actual temporada de lluvias. Además, hay dos personas desaparecidas.

Por otra parte, en Tibasosa los organismos de socorro evacuaron a 150 familias tras el desbordamiento del río Chicamocha.

“La situación por el invierno es crítica en todo el departamento, hay vías cerradas, desaparecidos, muertos y varios municipios incomunicados e inundados”, señaló el director del Comité Regional para la Atención y Prevención de desastres, Alirio Roso Millán.

También hay graves inundaciones nuevamente en Paz del Río, Iza, Firavitoba, Duitama, Sogamoso y San Miguel de Sema, donde los damnificados superan las 2 mil familias.

El invierno en menos de dos semanas en Boyacá deja 4 personas desaparecidas y cinco muertas, entre ellos dos menores de edad.

Emergencia vial en el departamento de Boyacá

En Boyacá tres vías nacionales están cerradas y tres más tienen paso restringido. La carretera Tunja-Chiquinquirá, a la altura del municipio de Sutamarchán, permanece cerrada por el desbordamiento del río Búho y en el kilómetro 46, antes del peaje, hay un derrumbe de tierra.

Así mismo se reporta que no hay paso vehicular en Belén-Paz del Río, Duitama-La Palmera a la altura de municipio de Soatá. y las Juntas Santa María.

Con cierre parcial se reporta la vía Duitama-Santa Rosa de Viterbo, Tunja-Páez, Barbosa-Tunja y Sogamoso-Agua Azul-Casanare.

Las fuertes lluvias provocaron que el Puente Vehicular Camacho en Ramiriquí colapsara, llevándose un vehículo. Por ahora se investiga cuántas personas se movilizaban en el carro.

Hay que mencionar también que el colapso del puente mantiene incomunicados a los habitantes del municipio de Jenesano, Tibaná y Chinavita.

En Tunja diez barrios amanecieron inundados

Tras el desbordamiento de los ríos Jordán y La Vega diez barrios amanecieron inundados; los sectores mas afectados son San Francisco, Bachue, Manzanares, clínica Coomeva en el norte, universidad UNAD donde colapsó un muro y se perdieron gran parte de los equipos de computo y libros de la biblioteca, Las Quintas, La Pradera y remansos de Santa Inés, mientras en el pozo de Donato varias familias permanecen atrapadas en el segundo piso de sus viviendas, a esta hora los bomberos tratan de evacuar las aguas residuales que ingresaron a los hogares.

Cerca de doscientas viviendas resultaron afectadas tras las fuertes lluvias que se registraron en la noche del sábado y madrugada de este domingo.

De otro lado, en el municipio de Ramiriquí un joven en aparente estado de embriaguez se lanzó al río a la altura de Puente Camacho; según las autoridades, las acciones de rescate han resultado infructuosas debido al caudal del río.Así mismo se han visto afectadas varias cultivos de papa, arbeja, maíz y cebolla.

Inundaciones en Guarinocito

Un fuerte aguacero durante toda la noche, hizo la quebrada Mandinga creciera súbitamente, ocasionando inundación en el corregimiento de Guarinocito, ubicado a 15 kilómetros de La Dorada en la autopista Bogotá-Medellín.

Los barrios afectados fueron Pueblo y antiguo Guarinocito, por el sector de la calle 5. Las primeras informaciones indican que hay cerca de 48 familias afectadas.

Compartir: