¿Naranjo pagará los platos rotos?

El General Oscar Naranjo terminó pagando los platos rotos por las escaramuzas sexuales de los agentes del Servicio Secreto en Cartagena. Su decisión de informar primero al Embajador de los Estados Unidos que a sus jefes el Ministro de Defensa y el Presidente de la República cayó muy mal en Palacio, según las fuentes de Correo Confidencial.

En la Presidencia creen que si Naranjo hubiera seguido el conducto regular el escándalo se hubiera podido evitar. La molestia llegó a los más altos niveles del Gobierno amargados porque el escándalo de las prostitutas y los escoltas terminó siendo el tema dominante de lo ocurrido en Cartagena por encima de la Cumbre de las Américas y la permanencia en Colombia durante 3 días del Presidente de los Estados Unidos, Barack Obama.

Según fuentes confiables de la Policía Nacional, el general, Oscar Naranjo tenía programada su renuncia para junio, pero lo ocurrido en la “Noche de Copas” habría precipitando su renuncia de la que falta por saber si fue voluntaria o provocada.

Lea aquí lo que pasó en la “Noche de Copas”

Compartir: