Un colombiano entre las víctimas del último asalto de rescate en planta de gas siria

planta-gas-siria

El presidente Juan Manuel Santos advirtió este sábado que el Gobierno intenta establecer, al cien por ciento, si entre las víctimas mortales que dejó el asalto de fuerzas especiales para rescatar a un grupo de rehenes en una planta de gas en Siria, hay un colombiano radicado en Londres y que tabaja con la British Petroleum.
Al comienzo del Acuerdo número 94 para la prosperidad en Padilla (Norte del Cauca), el jefe de Estado señaló, “infortunadamente todo para indicar que una de esas víctimas fue un colombiano, Carlos Estrada, quien trabajaba con la British Petroleum (BP), llevaba 18 años con esa empresa y hace 4 años estaba viviendo en Londres”
Santos indicó que Estrada “se trasladó a Argelia, a ese campo, por primera vez y todo parece indicar, es lo que nos están informando las autoridades británicas, que estaba entre un grupo de personas que murieron en un bus. No se ha verificado ciento por ciento porque no se ha encontrado el cadáver, pero todo parecer indicar que ese es el desenlace definitivo”.
El anuncio del Jefe de Estado se da horas después de que se confirmara que unidades de las fuerzas especiales adelantara un asalto en la planta gasística de In Amenas, en el Sáhara argelino.
Según fuentes de la seguridad del país magrebí, “El asalto ha sido lanzado a media mañana. Once terroristas han sido abatidos y siete rehenes extranjeros han fallecido. Pensamos que han podido ser asesinados como represalia”, declararon estas fuentes.
Entre extranjeros y argelinos, el número de rehenes muertos oscila entre 25 y 27 desde la madrugada del miércoles, cuando un grupo fuertemente armado de yihadistas pertenecientes al grupo “Los que firman con su sangre”, liderado por Mojtar Belmojtar —uno de los fundadores de Al Qaeda en el Magreb Islámico (AQMI)—, atacó la planta.
Los yihadistas tomaron como rehenes a centenares de personas y debieron afrontar un primer asalto lanzado el jueves por las fuerzas especiales argelinas. Un total de 29 terroristas habría muerto desde que se inició la operación para liberar la planta, hace 48 horas.
Entre la huida de algunos rehenes y la liberación de otros por los militares argelinos, alrededor de 600, casi todos argelinos, han logrado ponerse a salvo. Según las autoridades, los terroristas habrían hecho rehenes a 132 extranjeros. El balance total de víctimas occidentales es difícil de establecer pues las autoridades ignoran si había algunos escondidos en el momento del asalto final.