Colombia propone presupuesto de gasto para 2021 de 84.438 millones de dólares

El ministro de Hacienda, Alberto Carrasquilla, radicó este miércoles en el Congreso el proyecto del Presupuesto General de 2021 por $313,9 billones, con una inversión de $53,1 billones -$10 billones más que en 2020- y un funcionamiento de $185 billones -el 61% para salud, SGP y pensiones-.

Los ejes centrales, se lee en el comunicado, serán «la reactivación económica y la creación de empleo», tras el impacto económico y social de la pandemia.

El Presupuesto de 2020 fue de $263,4 billones, con una variación porcentual del 19,2%.

Y sin deuda asciende a $238,1 billones. Esto representa un incremento de 13,5% respecto con el presupuesto de 2020. El monto total del presupuesto para 2021, sin servicio de deuda, se mantendrá en un nivel similar al de la vigencia fiscal actual, cerca del 21% del PIB. De acuerdo con el ministro, «esto muestra el notable esfuerzo en gasto que hará esta administración para compensar la caída que se prevé que ocurra en el PIB real del presente año, estimada en -5,5%».

Así mismo, se lee que «en un esfuerzo para implementar una política contracíclica, que permita acelerar la recuperación económica y la generación de empleos», la inversión crece 23,1%, ubicándose en $53,1 billones para la vigencia 2021.

«El mayor esfuerzo de gasto para repotenciar la economía se enfocará en el gasto de inversión. El monto de los recursos asignados a inversión, $53,1 billones, supera en casi $10 billones a la inversión prevista para 2020 y equivale a un aumento del 23,1%, lo que es más del doble del crecimiento que muestra el gasto de funcionamiento (11%). En ese monto se incluyen $4,3 billones del Plan para la Reactivación de la Economía, que el Gobierno pondrá en marcha en los próximos días», dijo Carrasquilla.

Para recuperar la senda de crecimiento antes de la llegada de la pandemia y la generación de empleo, indicó el ministro, se impulsará la inversión en infraestructura, vivienda, tecnología, transición energética, transformación digital del país y economía naranja, así como otras inversiones públicas fundamentales para impulsar la actividad económica.

«Terminaremos muchos de los proyectos actualmente en ejecución e iniciaremos otros más, sin olvidar las vías terciarias, fundamentales para la interconexión regional y el aumento en la competitividad del país. En todos estos proyectos será fundamental la participación del sector privado para impulsar el proceso de recuperación de nuestra economía, para que los colombianos podamos rehacer nuestras vidas tras la crisis que ha significado esta pandemia», señaló el jefe de la cartera económica.

Además, afirmó que, de acuerdo a los compromisos manifestados por el presidente Iván Duque al instalar el Congreso el pasado 20 de julio, se garantiza en el proyecto de presupuesto los recursos para la inversión social como Colombia Mayor, Jóvenes en Acción y Familias en Acción. Incluye también apropiaciones por Compensación del IVA y medidas para atender durante el primer semestre de 2021 a los beneficiarios de Ingreso Solidario.

«Las transferencias en aseguramiento en salud, al Sistema General de Participaciones (SGP) y las pensiones explican cerca del 61% del total de gastos de funcionamiento, esto es $112,2 billones de $185 billones. Las transferencias para aseguramiento en salud constituyen la principal explicación del incremento en los gastos de funcionamiento al crecer 20,5%, gastos necesarios para mantener y asegurar la prestación de los servicios en salud en esta época de pandemia. En segundo lugar, se encuentran los giros al SGP que crecen un 8,7% entre 2020 y 2021, más del triple de la inflación esperada para 2020. Esto obedece a que desde hace cuatro años se aplica la fórmula constitucional de crecimiento que tanto beneficia a las regiones. Otra transferencia relevante es el pago de mesadas pensionales que para 2021 ascenderá a $42,5 billones, un 3,7% mayor que el de 2020», se lee en el boletín del Ejecutivo.

Por último, respecto al servicio de la deuda, Carrasquilla aseguró que se incluyen apropiaciones por $75,9 billones, superior en 41,6% a las de 2020 en consonancia con el perfil de vencimientos, la sustitución de pasivos por títulos de deuda pública y el mayor nivel de endeudamiento en el 2020. De esta suma, $41,3 billones (3,6%) corresponde a amortizaciones y pago de obligaciones (sentencias, salud y otros), y $34,6 billones a intereses, comisiones y otros conceptos, como aportes al Fondo de Contingencias (3,1%).

Vea aquí el documento completo.

Compartir: