“Solo el Gobierno puede solicitar médicos extranjeros”: Cancillería

La Cancillería colombiana subrayó este lunes que solo el Gobierno nacional puede solicitar personal médico extranjero durante emergencias como la del coronavirus, en respuesta a la polémica petición del alcalde de Medellín, Daniel Quintero, a Cuba para que apoye a su ciudad en la atención de la pandemia.

«Un requerimiento de esta naturaleza deberá ser articulado y formalizado utilizando los canales diplomáticos, a través del Ministerio de Relaciones Exteriores, y en el marco de los convenios de cooperación existentes», dijo la canciller Claudia Blum, citado en un comunicado de su despacho.

Quintero reveló el domingo que pidió a Estados Unidos y al Reino Unido vacunas para cuando estén aprobadas; a los Emiratos Árabes Unidos pruebas, y a España y a Cuba les solicitó personal médico para prepararse ante una posible falta de profesionales de la salud que puedan atender unidades de cuidados intensivos (UCI) en Medellín.

Particularmente, la solicitud de «una brigada médica» cubana generó una fuerte polémica en el país que trascendió al campo político e ideológico en el que tanto la izquierda como la derecha han esgrimido sus argumentos a favor y en contra.

Los primeros aseguran que los médicos cubanos son personal preparado que ha participado en misiones sanitarias en muchas partes del mundo y que se les necesita, mientras que los segundos opinan que en Colombia hay suficiente personal para atender la emergencia y que recibirlos sería abrirle la puerta al Gobierno comunista de la isla, como sucedió en Venezuela.

El Gobierno nacional reiteró que estableció «un proceso con gremios para la incorporación de recurso humano en atención a la pandemia por COVID-19» y que mantiene las instrucciones «para aumentar el número de profesionales de la salud capacitados para atender a los pacientes que padezcan la enfermedad».

Pandemia en expansión

La pandemia está en fase de aceleración en Colombia donde hasta la fecha hay 248.976 contagiados y 8.525 fallecidos, y Medellín y el departamento de Antioquia, del que es capital, son de las regiones del país donde más crecen las cifras de infectados y las defunciones.

Quintero ha explicado que con esta medida espera que Medellín, una de las ciudades con el mejor sistema de salud del país y a la que son trasladados con frecuencia enfermos de otras regiones, esté preparada para los picos de contagios que los expertos prevén que tendrá Colombia próximamente.

Ante la polémica, el alcalde aclaró que lo único que busca con esta iniciativa es apoyar a los profesionales de la salud de su ciudad ya que entiende que en caso de que se necesiten más médicos especialistas los trámites de convalidación de títulos extranjeros no son rápidos.

Sobre ese argumento, el Gobierno aseguró que «acordó con los gremios médicos la agilización de trámites de convalidación de títulos obtenidos en el exterior», aunque fue enfático en aclarar que eso no implica «la flexibilización de los requisitos».

«Traer médicos de otros países es una situación que se contempla en circunstancias extremas, pues su inclusión no está exenta de riesgos. Las diferencias tecnológicas y de los procesos de formación tienen consecuencias inciertas», aseguró el ministro de Salud Fernando Ruiz.

Anticipo a un colapso

El alcalde Quintero explicó que la capacidad de las UCI en Medellín «estaba colapsada incluso antes de iniciar la pandemia» y señaló que solo cuenta con «118 especialistas en cuidados intensivos, número insuficiente para garantizar la atención de los pacientes más graves».

Por eso dijo que aunque su «prioridad será el talento humano local y nacional», la Alcaldía evaluará este lunes si hay necesidades adicionales «para la atención de la población».

La Cancillería por su parte reiteró que el Gobierno ya estableció un proceso para proveer personal sanitario según el ritmo de crecimiento del contagio y que además sigue fortaleciendo la capacitación de trabajadores de la salud así como la inclusión progresiva de distintas especialidades en la primera línea de atención.

De acuerdo con el plan de acción definido por el Ministerio de Salud para la prestación de los servicios de salud se contemplan cuatro etapas, que incluyen un plan de expansión.

La primera etapa se refiere a la capacidad instalada existente, en esta el talento humano en salud está organizado en equipos de teleorientación, identificación y alertas, y talento humano de primera línea de respuesta que actualmente esté vinculado a los servicios de salud priorizados para la atención de pacientes sospechosos y confirmados.

En la segunda etapa, la cual consiste en la optimización de la capacidad instalada existente, se suma el talento humano en salud que actualmente esté vinculado a los servicios de salud no priorizados para la atención de pacientes sospechosos y confirmados, quienes reforzaran, relevaran o reemplazaran parte del personal de primera y segunda línea que no se encuentre disponible para la atención.

La tercera etapa, sobre extensión de la capacidad instalada existente, se suman profesionales de la salud vinculados a otros Prestadores de Servicios de Salud con servicios de salud no priorizados y el talento humano en ejercicio y formación que será́ llamado a reforzar los servicios en los términos de la Resolución 628 de 2020.

En la cuarta etapa, de expansión crítica,  se suma el talento humano en salud en misiones  humanitarias, según lo definido en el artículo 18 de la Ley 1164 de 2007, así́ como los médicos residentes, los internos, es decir los estudiantes de medicina que estén cursando el último año de su pregrado y los estudiantes de último periodo académico.

“La participación de personal de salud extranjero en el marco del Plan de Acción para la prestación de servicios durante la pandemia por SARS-CoV-2 (COVID-19) debe estar contemplada en los respectivos Planes de Expansión y Reasignación del THS de cada Entidad Territorial, según lineamientos del Minsalud así́ como estar soportada en la expedición de un acto administrativo que otorgue un permiso transitorio, directamente por el Ministerio de Salud y Protección Social, o los colegios de profesionales que tengan funciones públicas delegadas. Las Secretarias de Salud a nivel departamental y distrital, así́ como la Superintendencia Nacional de Salud vigilaran lo relacionado a su competencia”, concluyó la Cancillería.

 

Compartir: