Bajo estrictos protocolos de bioseguridad y seguridad llegaron al Capitolio Nacional, senadores y representantes a la Cámara de la oposición, para participar presencialmente de la instalación de la nueva legislatura.

Los congresistas debieron pasar varios cercos de seguridad establecidos en el centro de la ciudad, por parte de la Policía y, de esa forma, accedieron al recinto en donde se conectaron a la sesión virtual en la que se realizó la instalación. Desde allí salieron críticas contra los partidos afines al Gobierno Nacional. 

“No tiene ninguna presentación que mientras millones de colombianos humildes se ven obligados todos los días al salir a exponerse, a tener que rebuscarse el día a día, el Congreso de la República, como si fuera una casta privilegiada, permanezca escondido”, dijo el senador Carlos Lozada del partido Farc.

“Estamos asistiendo al Capitolio Nacional a la instalación de las sesiones ordinarias del Congreso de la República. Para nosotros es inadmisibles, es inexplicable, que mientras el resto del país va saliendo de la cuarentena y va enfrentando el coronavirus los congresistas estemos en las casas”, dijo el senador Antonio Sanguino.

“Pero, además de esto, nos parece absolutamente necesario recobrar el peso y el papel y el rol de control político que tiene el Congreso de la República”, sentenció Sanguino al llegar a la Plaza de Bolívar, antes de hacer su ingreso al capitolio nacional.

Otros senadores como Roy Barreras, quien también asistió a la sesión de forma presencial, destacaron el trabajo que realizará la oposición y dieron detalles de las reformas que buscarán lograr desde esa corporación durante el próximo año. 

“En esta legislatura trataremos de corregir los enormes errores de este Congreso que acaba de terminar, un Congreso ausente de la gran crisis nacional, confinado en la virtualidad, que no fue capaz de hacer control político”, sentenció.

“Vamos a impedir la privatización del Banco Agrario, del Fondo del Ahorro, de Ecopetrol, con estas derogatorias. Voy a presentar una reforma tributaria en compañía de otros 50 colegas para garantizar la renta básica para nueve millones de colombianos vulnerables”, aseguró Barreras antes de ingresar al Capitolio.

Se establecieron cercos y cierres viales en las calles aledañas al Congreso de la República para evitar la circulación de personas y de vehículos.

También se instalaron retenes y puestos de control para verificar que la gente circule bajo las excepciones de la cuarentena y evitar problemas de orden público cerca al Capitolio.