Menos horas extras y escoltas, en el plan de austeridad del Gobierno

El presidente Iván Duque firmó el Decreto 1009 del 14 de julio, en el que fija un plan de austeridad en el gasto de todas las entidades que dependen del Presupuesto General de la Nación, en especial, las de la Rama Ejecutiva.

En dicho plan se resalta que el Gobierno no podrá hacer modificaciones en su plata de personal, a menos que tal reforma sea a costo cero o genere ahorros en el gasto de la entidad. Deja claro, que solo en los casos que se considere prioritario por el Ejecutivo se podrán hacer reformas en el personal que generan gasto. Pero para ello, se deberá tener un concepto favorable del Departamento de Administración de Función Pública, del Ministerio de Hacienda y de Crédito Público y del Departamento Administrativo de la Presidencia de la República.

Así mismo, se ordena que las entidades que hacen parte del Presupuesto General de la Nación adelanten acciones que permitan racionalizar el reconocimiento y pago de horas extras. Añade que las vacaciones no se pueden acumular y que, solo por necesidades de servicio o retiro, podrán ser compensadas en dinero.

También hay un aparte dedicado a los viajes y viáticos. Sobre los vuelos nacionales e internacionales de funcionarios, se ordena que todos deben hacerse en clase económica. Habrá excepciones solo si el vuelo tiene una duración mayor a 8 horas.

“No se reconocerán gastos de traslado, cuando el funcionario haga parte de la comitiva que acompañe al presidente de la República o la vicepresidente de la República y se transporte en el avión presidencial o en el medio de transporte que se designe para transportar al presidente de la República o vicepresidenta de la República”, se lee en el decreto.

De igual forma, se especifica que los gastos de viaje se autorizarán únicamente si no están cubiertos por la entidad que organiza el evento.

También el Gobierno ordena a la Unidad Nacional de Protección y a la Dirección de Protección de la Policía Nacional efectuar una revisión a los esquemas de seguridad de los servidores públicos de las entidades de la Rama Ejecutiva para procurar reducir su conformación. “Estas actuaciones deberán estar enmarcadas en el respeto a la vida e integridad personal de los servidores”, precisa.

En el plan de austeridad, hay un aparte dedicado a la publicidad y las suscripciones a periódicos, bases de datos y revistas. Señala que las suscripciones a bases de datos electrónicas se efectuarán “solamente cuando sea necesario”.

“Las licencias se adquirirán en las cantidades suficientes para suplir las necesidades del servicio”, indica.

Sobre el desarrollo de eventos, el presidente solicita que sólo se realicen aquellos “estrictamente necesarios” y que se debe privilegiar el uso de los auditorios institucionales, así como racionalizar la provisión de refrigerios y de la papelería, priorizando el uso de las TIC.

Compartir:

Comments are closed.