Se cofirman medidas cautelares en Lagos de Torca

El Ministerio de Salud anunció que avaló la propuesta hecha por la Alcaldía de Bogotá de cierres localizados entre el 13 de julio y el 23 de agosto por el avance del coronavirus.

El proceso estará acompañado con cercos epidemiológicos que se harán en coordinación con la fuerza pública.

En las zonas de cuarentena habrá excepciones a las personas que trabajen en labores de cuidado y salud, seguridad, abastecimiento, servicios de socorro o servicios públicos y se mantendrá la medida del pico y cédula.

Solo podrá salir una persona por familia a comprar lo esencial y habrá restricción al consumo de bebidas con alcohol.

Estas son las localidades y sus fechas:

Del 13 al 26 de julio:

Ciudad Bolivar, San Cristobal, Rafael Uribe, Chapinero, Santa Fe, Usme, Los Mártires y Tunjuelito

Del 27 de julio al 9 de agosto:

Bosa, Kennedy, Puente Aranda y Fontibón

Del 10 al 23 de agosto:

Suba, Engativa y Barrios Unidos.

De igual forma, el Distrito anunció las restricciones que deberán cumplir los ciudadanos cuando su localidad entre en cuarentena

1 El comercio se cerrará, a excepción de lugares de abastecimiento, farmacias y artículos de primera necesidad

2 Se prohibe el expendio de bebidas alcohólicas

3 Se restringe completamente la movilidad

4 No podrá realizar actividad física al aire libre

5 Habrá toque de queda entre las 8:00 p.m y las 5:00 a.m.

El Tribunal Administrativo de Cundinamarca confirmó las medidas cautelares en la franja de conexión ambiental del proyecto Lagos de Torca, de esta manera se ratifica que el Distrito no puede desarrollar ni autorizar proyectos urbanísticos en esta área que es suelo de protección.

Es importante recordar que en diciembre de 2019, el Juzgado cuarto Administrativo había decretado estas medidas, pero fueron apeladas en ese momento por la administración y el Ministerio de Ambiente, dentro de la demanda de nulidad presentada por la concejal María Fernanda Rojas.

Sin embargo en el auto del 10 de julio, el Tribunal de Cundinamarca le ordena al Ministerio de Ambiente realizar un estudio técnico en 9 meses para determinar si los desarrollos urbanísticos en esta zona cumplen o no con los lineamientos ambientales de las resoluciones 475 y 621 de 2000.

La fundamentación jurídica de la demanda se concentra en la franja comprendida entre las Calles 222 a 235, ese es un suelo de protección y por lo tanto, no puede ser urbanizada y debe ser excluida del proyecto y al incluir estos suelos dentro del proyecto se estaban violando variedad de normas y jurisprudencia.

Uno de estos es la protección de La Sabana de Bogotá pues la importancia de esta franja principalmente, es que es una conexión entre la zona oriental y occidental de la Reserva Van der Hammen.

«Con esta decisión se protege esa franja y se protege la reserva, además el ministerio tendrá 3 meses para contratar y 6 meses para entregar ese estudio técnico, celebro esta decisión en respuesta a la apelación que había presentado al distrito», aseguró María Fernanda Rojas concejal por el Partido Verde.

Compartir:

Comments are closed.