La Mona Lisa vuelve a recibir visitas: reabren Museo de Louvre en París

Después de tres meses y medio de confinamiento, el Louvre de París, el museo más visitado del mundo, reabre sus puertas, pero con el desplome del turismo debido a la pandemia, la afluencia será reducida y sobre todo local.

Para la dirección y personal del museo, se trata de una reapertura marcada por la impaciencia, la aprensión y la esperanza, después de haber registrado más de 45 millones de dólares de pérdidas en ingresos durante su cierre.

El 75% del público del Louvre son extranjeros, especialmente estadounidenses, chinos, surcoreanos, japoneses y brasileños. En cambio, solamente los ciudadanos de los países europeos vecinos podrán empezar a volver, sin duda en cuentagotas durante las primeras semanas.

El museo del Louvre no había cerrado durante un periodo tan prolongado desde la Segunda Guerra Mundial. La dirección prevé tres años difíciles, habida cuenta de que el número de billetes vendidos en 2020 estará muy lejos del récord de más de diez millones alcanzado en 2018 y de los 9,6 millones registrados el año pasado.

«Vamos a atravesar unos tres años de bajas visitas», previó a finales de junio el presidente del Louvre, Jean-Luc Martínez, que a falta de turistas extranjeros confía en atraer al Louvre a más parisinos y habitantes de la periferia.

«Como mucho, tendremos un 20 a 30% de nuestro público este verano, es decir, entre 5.000 y 10.000 visitantes por día», previó.

Todos los visitantes deberán llevar mascarilla, desde el momento en que se coloquen en las filas para entrar.

«La Gioconda» o la Mona Lisa, «La Victoria de Samotracia», «La Libertad guiando al pueblo», «La balsa de la Medusa», «La Venus de Milo»... la mayoría de maravillas del Louvre podrán ser admiradas, mientras que 30 por ciento de las colecciones no serán accesibles en un primer momento, como La escultura francesa durante la Edad Media y el Renacimiento y las artes de África, Asia, Oceanía y las Américas.

Compartir:

Comments are closed.