Decisiones mal tomadas

El Ojo del Halkón

Por: Rubén Darío Mejía Sánchez

 Bogotá, 24 de junio_ RAM_Es importante en estos momentos de pandemia ver los errores que han cometido los gobiernos y entre ellos el de Iván Duque cuando han pensado en la economía y de verdad han sido egoístas en pensar en la salud de los colombianos.

Otra de las cosas que llama la atención en este momento es como el Gobierno se ha dejado manejar de los sectores económicos y también llama la atención como la Vicepresidenta de la República, Marta Lucía Ramírez dice que hay que alternar economía con la salud.

Desde que era niño aprendí algo que era muy sabio, de parte de mis abuelos, antes que todo está la salud y lo demás, como dicen los escritos sagrados llega por añadidura.

Una persona que no tiene salud no puede hacer nada y de eso podemos dar fe las personas que ya somos mayores de edad, creo que se han tomado medidas a las carreras, se ha tratado de agradar a los demás como lo que está sucediendo en el caso del fútbol; no estoy de acuerdo que vuelven los entrenamientos para el fútbol colombiano porque tenemos ya sobrada razón en comentar que en Colombia no se ha cumplido por parte de los dueños de los equipos en los salarios y otras obligaciones menos se va a cumplir en lo que tiene que ver con pagar las pruebas que hay que hacer para ver si existe o no el coronavirus.

Es muy triste que en estos momentos los mayores de edad tengamos que hacer una protesta la que llamaron “la rebelión de las canas”, nos han mantenido encerrados y no sabemos que será de nuestro futuro.

La sabiduría es lo más importante y creo que es lo que no estamos poniendo en práctica, hemos pensado en tener camas, ucis y muchas cosas cuando se nos ha olvidado que lo más importante es prevenir y si no prevenimos estamos acabados, estamos viendo que al Gobierno ya nadie le está creyendo; me decía la señora que nos ayuda en la casa que el Gobierno siempre avisaba dos días antes de acabarse un aislamiento que éste continuaba por otro tiempo.

Nosotros no sabemos qué hacer al respecto porque si esto sigue como ahora, olímpicamente sale a decir el Presidente que debemos de olvidarnos del día del amor y la amistad, del Halloween, de la Navidad y de las otras festividades porque esto posiblemente va hasta el mes de junio del próximo año y claro cuando seguimos con la indisciplina como estamos la situación se va a poner más difícil.

No sé si es que me he vuelto muy crítico después de viejo, pero después de 52 años de ejercer el periodismo estoy viendo que se está haciendo muy mal periodismo en el país y lo que más vergüenza me da es que no es por falta de talentos sino porque no les damos la oportunidad a los verdaderos periodistas y porque estamos formando en las universidades y quizá en nuestro mismo entorno a personas que se creen figuras desde que salen de la universidad.

Quienes adelantan prácticas quieren ganar más que los propios profesionales o como decía un colega mío director de un medio de comunicación, que cuando llegan a la oficina de él sólo les falta que le exijan que le deje su cargo, esto no se llama sino falta de formación por parte de la academia y también porque le estamos haciendo creer a los jóvenes que todo lo pueden ganar de manera fácil y rápida, no les hemos enseñado a caminar y no les hemos recordado que primero hay que gatear después tratarse de parar y luego caminar común y corriente.

Volviendo a Colombia hay mucha gente muriéndose de hambre, que no ha recibido ayuda del Gobierno y que está cansada de escuchar las promesas del señor Presidente en su programa institucional de las 6 de la tarde. Habla y no le escuchan o no le hacen caso como en el caso de los bancos, él habló de bajar los costos de los servicios a los cuentahabientes de los bancos y las cosas siguen más caras que antes, habló de los servicios públicos y los servicios públicos se han elevado y habló de ayudar a los microempresarios y eso nunca sucedió porque para poder hacer un préstamo en Colombia para pagar una nómina y las responsabilidades que hay le están pidiendo unos montos de dinero bastante altos

Un colega solicitó un dinero para pagar a sus periodistas y le exigieron tener en el banco 160 millones de pesos aquí me hago una pregunta: ¿si yo tengo 160 millones de pesos en el banco para que le estoy pidiendo a la entidad bancaria que me preste dinero?, eso es absurdo.

Ahora presionan por qué se abran las iglesias, porque volvamos al estadio, porque se deje a la gente libremente hacer lo que se le venga en gana y eso es grave y muy grave. Estoy de acuerdo que vayan a la calle quienes deben de trabajar y ganarse el sustento diario, pero hace una semana tuve una mala experiencia cerca del lugar donde vivo, más o menos unos 60 jóvenes de edades entre 12 y 18 años tranquilamente fumaban marihuana sin tapabocas, sin ninguna prevención y lo peor a escasas 2 cuadras y media de dónde queda un puesto de la policía y la policía por ningún lado, es donde se podía parodiar aquello de ¿y dónde está el policía?.

Volvámonos responsables y el Gobierno no haga política con esto del coronavirus, muchos han sido los que han tomado esto como una oportunidad de lanzarse a la palestra política para mantenerse en sus cargos, pero sin cumplir y lo peor son esos mandatarios que se han dedicado a robar lo que se ha dado para la gente pobre.

Qué vergüenza en un país que se dice que es solidario qué es religioso que la comida para los menos favorecidos se deje corromper.

Debemos evitar que no se muera ni un colombiano ni viejo ni joven ni niño ni nadie no se muera nadie que todos podamos salir adelante los viejos todavía producimos y damos ideas porque no somos un traste viejo cómo nos han tratado de demostrar.

Los jóvenes son el presente de una sociedad que debe buscar las mejores salidas para ir reemplazando a quién ya va saliendo y pienso que no dejamos no debemos dejar como que hice aquello que los niños son el futuro del mundo debemos demostrarlo son el futuro démosle salud démosle de educación y principalmente de mole comida no estoy de acuerdo con los gobiernos ni con las entidades religiosas que sólo dicen que hay que esperar y tener paciencia

La historia se repite, recuerdo a la doctora Lucía Nader cuando promulgó a los cuatro vientos y no hubo oídos sordos sino oídos que le escucharon qué a los niños no había que reprenderlos y educarlos estoy de acuerdo que a los niños no se debe maltratar que no se debe martirizar pero que a un hijo no se le puede llamar la atención eso ya es lo peor que puede suceder en cualquier sociedad.

Recordamos como nuestros padres fueron fuertes con nosotros y nos educaron y nos llevaron por el buen camino, pero ahora que se quiere hacer que los hijos estén haciendo su propia voluntad ante la mirada atónita de los padres

Y lo peor del caso es que hay muy malos padres en estos momentos porque muchos hacen que sus hijos se dediquen a estar todo el tiempo al frente del internet o al frente de la televisión y muchas veces hasta las propias señoras dicen que es  mejor que esté entretenido ese muchacho para que me deje hacer mis quehaceres, nuestras madres que eran mujeres cultas aunque muchas de ellas sin estudio tuvieron tiempo para hacer de comer estar pendientes del aseo de los hijos atentos del esposo atentos de los quehaceres del hogar y atentos para educar y llevar a los hijos por el buen camino en este momento nos hemos olvidado de esas obligaciones y creemos que eso lo la mente es sólo entregando un televisor un computador un teléfono o mantenerlos a la altura en la tecnología cómo poder cómo podemos salir adelante

Los padres son la base fundamental de un hogar y deben de responder no sólo con el sustento económico sino estar pendiente y qué bueno que tanto madres como padres cumplieran con un eslogan de la Policía Nacional de hace algunos años un eslogan bastante lindo y usted sabe dónde está su hijo en este momento.

Si preguntáramos dónde están los hijos en este momento estamos seguros de que muchos no saben, no les interesa o simplemente no les importa

Decía otro eslogan de la Policía Nacional “Eduquemos al niño para no castigar al hombre de mañana” y lo peor es que por medio de una ley de la República se va a evitar que se le llame la atención, que se le corrija y que se le eduque. Una cosa es castigarlo, martirizarlo, tratarlo de manera degradante y otra cosa es mostrar que los padres tienen autoridad y esta Ley lo que busca es que la autoridad de los padres desaparezca

[email protected]

Compartir: