En la pospandemia: ¿se puede construir una nueva gobernanza?

Por Carlos Villota Santacruz

Twitter @villocol

Bogotá, 26 de mayo_ RAM_Cuando la tercera semana del mes de marzo, el presidente Iván Duque le comunicó a Colombia, sobre la presencia del coronavirus, una pandemia de origen chino, nadie imaginó que se iniciaba una cuarentena que se ha prolongado por dos meses. Además, se conoce cuando empezó, pero nadie sabe cuándo terminará. Incluida la Organización de la Salud.

Este hecho, cambió la vida de 50 millones de ciudadanos. Paró en seco las acciones de Gobierno y la construcción de los planes de desarrollo de los 32 departamentos del país. Salió a la luz pública la figura del Gerente del Covid 19. Un actor, que rápidamente se convirtió en “mano derecha” del Jefe del Estado, el Gabinete, los Gobernadores y Alcaldes del país. La tarea, salvaguardar los recursos públicos y garantizar el fortalecimiento del sistema de salud. También que la cadena de seguridad alimentaria a la población no se rompa.

En medio de esa hoja de ruta, con el paso del tiempo, lo que parece en el horizonte del futuro de Colombia, es unas nuevas reglas de convivencia como sociedad. Es decir, el aislamiento preventivo con protocolos de bioseguridad, que se extienden tanto en casa, como en la calle, parques y trasporte urbano.

En todo este escenario, las cifras de los índices económicos en los noticieros de televisión fueron remplazados por las estadísticas del Instituto Nacional de Salud, que se traducen en número de personas contagiadas, fallecidos y personas recuperadas en centros asistenciales o lugares de residencia. Si se analiza en detalle, es una dinámica nueva. No estaba en las cuentas de nadie. Y muchos menos, de quienes dirigen los destinos de sus entes municipales, regionales o nacionales.

Considero en mi calidad de consultor político, que esta realidad del siglo XXI, requiere de la construcción de una gobernanza que supere las fronteras geográficas. Que el diálogo político, diplomático y comercial de los países en América Latina, de vida a una gobernanza donde se privilegie la ciencia y la tecnología, la educación y un ciudadano responsable con su entorno. Un radio de acción que debe comenzar en casa y se debe extender a los lugares de trabajo –virtual y presencial- a los colegios, universidades y espacios públicos.

Nuestra recomendación necesariamente tiene que ser flexible. Es decir, con capacidad de mutación. La pandemia del coronavirus no desparecerá de la noche a la mañana. Antes, por el contrario, permanecerá entre nosotros de manera indefinida. Una situación que alterará y para siempre la manera de gobernar. De actuar en lo público.

[email protected]

Compartir:

Comments are closed.