Exjefe paramilitar Salvatore Mancuso da positivo para coronavirus

Su abogado confirmó al Tribunal Superior de Bucaramanga —donde tenía programada una audiencia— y a medios de comunicación que Mancuso lleva varios días lidiando con el virus.
El coronavirus sigue influyendo en la situación jurídica del exjefe paramilitar Salvatore Mancuso. Casi un mes después de que se aplazara su salida de prisión en Estados Unidos, donde ha permanecido los últimos 12 años, este lunes se confirmó que el excomandante de las Autodefensas Unidas de Colombia (AUC) resultó positivo para coronavirus.

Según dijo su abogado, Jaime Pares, a medios de comunicación, Mancuso entró hace varios días en cuarentena tras resultar positivo en una prueba de coronavirus. Así mismo lo informó en la solicitud de aplazamiento de una audiencia que tenía programada para este lunes en el Tribunal Superior de Bucaramanga.

Mancuso, quien se encuentra detenido en la cárcel Irwin County, de Atlanta (Estados Unidos), debía asistir hoy —de manera virtual— a la audiencia en la que le imputarían cargos y que estaba programada para extenderse hasta el 21 de mayo; pero, según argumentó su defensa, no podrá participar debido a que permanece aislado en el centro carcelario y le estaría prohibido tanto recibir visitas, como participar en videoconferencias.

Los cargos que le iba a imputar la Fiscalía a Mancuso en esta audiencia estarían relacionados con hechos de violencia contra líderes sociales. Además, estaban citados otros 86 exparamilitares para esclarecer 286 hechos de violencia entre 1985 y 2006

Las 122 cáceles federales de Estados Unidos fueron cerradas el pasado mes de marzo debido a la expansión de la pandemia de COVID-19, por lo que los detenidos no pueden recibir visitas de familiares ni abogados. Ello causó que Mancuso no pudiera ser puesto en libertad, aún cuando el 27 de ese mes terminaba de cumplir su condena, pues sus abogados no podían ingresar al penal para tramitar su salida.

Cabe resaltar que, cuando salga de la cárcel, Mancuso —quien se desmovilizo en 2005— tiene la obligación de regresar a Colombia, debido a que su proceso judicial está enmarcado en la Ley de Justicia y Paz. En este país deberá regresar a la cárcel, pues aún tiene un proceso abierto por lavado de activos y concierto para delinquir, relacionado con hechos cometidos después de haberse desmovilizado de las AUC

Compartir: